La tecnología vs el fallo humano

Francia se benefició por partida doble de la tecnología para vencer a Australia, mientras en algo más humano, Lionel Messi y Christian Cueva fallaron sendos penales que condenaron a sus selecciones.

El tercer día de competencia comenzó a las cuatro de la mañana, hora de Guatemala, con el encuentro que sostuvieron los Galos contra los Socceroos, juego en el que Francia partía como amplio favorito, pero en la práctica las cosas fueron distintas porque, aunque los europeos tuvieron más llegadas y más ocasiones, no pudieron pasar ante el orden mostrado por sus adversarios.

Al final ganaron los franceses 2-1, pero hay que mencionar que el primer gol se convirtió en un penal sancionado gracias al VAR, mientras el segundo tanto lo convalidó el Ojo de Halcón, siendo probable que sin el uso de la tecnología el equipo galo se hubiera ido en blanco y quizá hasta habría perdido el encuentro.

También te puede interesar

El segundo partido del Grupo C trajo consigo uno de los errores humanos a los que hace alusión el titular, ya que con el juego empatado a cero y con el tiempo vencido en el primer tiempo, el peruano Christian Cueva mandó a las nubes un tiro penal que se había marcado también por la video-asistencia y Dinamarca agradeció el obsequio y sentenció el encuentro en la etapa de complemento con un 1-0 lapidario para los Incas.

Entre esos dos juegos se produjo el (para muchos) ansiado debut de Argentina, pero la albiceleste volvió a tropezar y esta vez lo hizo frente a un equipo absolutamente novato en estas lides, lo que hace más grande su fallo en el duelo en el que tenía que dar un golpe de autoridad y marcar su territorio.

Para Islandia el 1-1 fue un triunfo y, más aún, si se considera que la albiceleste tuvo opciones para ganar, sobre todo en un tiro penal ejecutado por Lionel Messi, pero el guardameta Hannes Halldorsson adivinó el remate de la pulga y el empate no se rompió.

El fallo de Messi fue monumental, sobre todo porque rápidamente se comparó su actuación con la que tuvo ayer Cristiano Ronaldo, con quien compite día a día por el título de “mejor del mundo”, pero CR7 le anotó tres goles a la poderosa España y Messi se fue en blanco contra Islandia, lo que aumentará la presión para el 10 argentino en los siguientes encuentros, y hay ejemplos suficientes que demuestran que Messi no siempre es capaz de superar la adversidad.

No hay que dejar de advertir también que no solo Messi falló en el equipo sudamericano, ya que muchos jugadores naufragaron e incluso Jorge Sampaoli fue incapaz de descifrar el partido para encontrar la ruta que lo llevara a la victoria frente al equipo que, en el papel, es el más débil del Grupo D, por lo que el fracaso fue absolutamente colectivo, quedando nada más para la anécdota el golazo anotado por Sergio Agüero.

El Día 3 concluyó con la victoria de Croacia 2-0 sobre Nigeria, con lo que los croatas tomaron el primer lugar del sector y se apuntan como fuertes candidatos para avanzar a los octavos de final. 

En este juego, tras estar en desventaja por un autogol, los africanos intentaron una reacción en los primeros minutos del segundo tiempo, pero pronto fueron reducidos al orden por el conjunto europeo, que convirtió el segundo tanto en un penal ejecutado a la perfección por Luka Modric para sellar el marcador.

El balance del día nos deja a Francia y Dinamarca compartiendo el liderato del Grupo C, mientras Croacia es puntero solitario en el D.

Para mañana está previsto el debut de Costa Rica contra Serbia, el campeón del mundo Alemania iniciará la defensa de su título contra México y el gran candidato Brasil tendrá su primera prueba ante Suiza, jornada que es un auténtico regalo en el Día del Padre.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.