México y Suiza rompieron las predicciones

La jornada del Día del Padre produjo resultados completamente imprevistos en la Copa del Mundo.

El cuarto día de competencia trajo la monumental sorpresa del triunfo de México sobre Alemania, en un partido cuyos pronósticos no eran sobre quién iba a ganar, sino por cuántos goles sería la victoria de los teutones.

Pero los aztecas rompieron todos los vaticinios al sacar provecho de una de las tantas llegadas que generaron en contragolpe y limitaron a los campeones a solamente dos ocasiones claras para poder nivelar el marcador, lo que puso en evidencia el dominio táctico que tuvieron durante el encuentro, en el que siempre se jugó a lo que México quiso que se jugara.

También te puede interesar

Mientras los aztecas celebran este triunfo que le está dando la vuelta al mundo y que de hecho significa su casi seguro avance a la siguiente etapa, para Costa Rica parece que el juego contra Serbia fue el principio del fin, porque los ticos quedaron con la espalda contra la pared al perder contra los europeos, lo que los obliga a puntuar contra Brasil y Suiza para aspirar a avanzar a los octavos de final.

Del equipo tricolor se rescata la personalidad con la que jugaron el partido, sin tener miedo ni respeto por el contrincante, pero esto no les alcanzó y ahora están en una situación más que comprometida, ya que para clasificar a los Octavos de Final necesitan sacarle puntos a los brasileños y esto parece una tarea demasiado complicada sobre todo después del resbalón de la Canarinha.

Y es que en el último juego de este domingo salieron a escena Brasil y Suiza, partido que terminó con un inesperado empate, con el Jogo Bonito apareciendo solo a cuenta gotas y con un equipo helvético que se plantó con valentía frente al conjunto que aparece como el favorito para levantar la copa.

El resultado es una victoria para Suiza y una derrota anímica para Brasil, lo que obliga a ir con todo a los sudamericanos en sus siguientes compromisos, lo que va en contra de los intereses de los costarricenses.

El balance del día cuatro nos deja a Serbia a la cabeza del Grupo E y México como puntero del Grupo F, algo que muy pocos imaginaron.

Para el lunes queda la expectativa de lo que suceda en el juego entre Bélgica y Panamá, en donde los canaleros parten como víctimas potenciales, pero, con lo sucedido hoy, los belgas tendrán que tomar sus precauciones para no tener sorpresas desagradables en su debut.

Fotografía: FIFA.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.