Justicia Ordinaria condena a Municipal

GUATEMALA. Un juzgado de trabajo condenó a Municipal a pagarle a un ex trabajador.

El kinesiólogo guatemalateco Juan Pablo Revolorio le ganó la demanda a Municipal, que lo había despedido injustificadamente en el 2019 por no habilitar a un jugador que no estaba recuperado.

Tras dilucidar el proceso, el juzgado condenó al Club Social y Deportivo Municipal a pagar todas las prestaciones laborales a Juan Pablo Revolorio. El kinesiólogo se encuentra expulsado de por vida del futbol federado, y su último club fue el equipo de Antigua GFC.

De acuerdo con la resolución del Juzgado Laboral, el CSD Municipal fue condenado a pagarle al Sr. Juan Pablo Revolorio una indemnización desde mayo de 2012 hasta mayo del 2019, aguinaldo, bonificación anual (bono 14), bonificación incentivo y daños y perjuicios, hasta un máximo de doce meses de salario. También el club deberá cumplir con el pago de costas judiciales.

MUNICIPAL TODAVÍA NO HA SIDO NOTIFICADO

Guatefutbol.com consultó esta mañana con el Gerente del equipo, Selvyn Ponciano, para conocer la postura del club, pero comentó que por el momento la institución todavía no ha recibido una notificación, sin proporcionar dar más detalles al respecto.

Denuncia a Municipal y ahora lo expulsan del fútbol

 

5 Comentarios
  1. Ronaldo dice

    Al que deberian de expulsar del futbol es al mafioso de Ponciano.

  2. Felipe Dossaco dice

    Que hiciste mi Rojo?

  3. Felipe Dossaco dice

    Ni modos mis rojos, a PAGAR lo ordenado por la ley.
    y que no se pasen de Listo con la ley porque nadie esta por encima de l aley

  4. *Chapinisimo* dice

    Ojalá sean justos y a ser personas obedientes a la ley, en específico este mentado Selvin Ponciano se dice que es licenciado pues que se vea lo profesional de el sin andar poniendo bajo la Mesa algo como tramposos.
    Y es que en Guatemala reina y seguirá mandando la corrupción Porque por la vía legal y honesta jamás se hacen cosas reales y verdaderas.

    1. Alfonso Alemán dice

      Lástima que un equipo que pareciera ser grande como Municipal, llegue al extremo de forzar a un profesional de la medicina y/o el deporte a emitir dictámenes faltos a la realidad, por tal de reactivar a un jugador. Ser vetado por ello para el profesional no le debe hacer sentir mal, al contrario, le agradecemos por desnudar toda la porquería que se maneja a nivel de nuestro fútbol “profesional”.

      Lo malo de todo esto es que Municipal no es el único. Seguramente todos los equipos lo hacen, pero quienes son contratados prefieren ser alfombras o que los utilicen como trapeadores, que ser fieles a sus preceptos profesionales.

      De verdad, me pongo de pie para aplaudir al Sr. Revolorio. Ojalá otros actúen igual…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.