A diez años del Mundial de la selección de oro del fútbol español

Madrid, 11 Jul 2020 (AFP) – El 11 de julio de 2010 Andrés Iniesta alojaba el balón en la portería holandesa para dar su primer Mundial a la Roja y desatar la locura en España, confirmando el dominio del juego del tiqui-taca sobre el planeta fútbol.

«Sé que solo es fútbol, pero hicimos felices a mucha gente», dijo el viernes el entonces seleccionador español, Vicente del Bosque, rememorando aquel Mundial de Sudáfrica-2010.

La afición española todavía disfrutaba del éxito de la Eurocopa 2008 cuando Del Bosque dirigió a los Iker Casillas, Xavi Hernández, Andrés Iniesta o Sergio Ramos hacia la gloria en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

Tras el susto de la derrota ante Suiza (1-0), se encadenaron las victorias para pasar como primera del grupo H y eliminar sucesivamente a Portugal en octavos, a Paraguay en cuartos y a Alemania en semifinales.

En la final ante Holanda, el partido se fue a la prórroga tras una gran parada de Casillas en un mano a mano con Arjen Robben en el minuto 61 del duelo.

«Mi mejor parada se la hice a Robben en la final del Mundial», decía en abril Casillas en un encuentro con internautas, destacando el momento decisivo más que la espectacularidad de la misma.

– ‘Emoción’ –

Con la final en la prórroga y camino de los penales, Andrés Iniesta remató un pase de Cesc Fábregas para marcar el gol (116) que daba su primer y hasta ahora único Mundial a España.

«Cada vez que lo veo me emociono. Cuando estás en el momento sabes que juegas para todo un país, o para muchísima gente», dijo Iniesta en una entrevista con El Periódico.

«Juegas para ti y por ti, por tus compañeros, por tu familia pero viendo después todas las imágenes de cada rincón de España o españoles fuera y celebrando el gol y que habíamos ganado el Mundial se te pone la piel de gallina», añadió.

Andrés Iniesta se convirtió en el héroe de un país y de un partido que marcaba el cenit de una forma de jugar, el famoso tiqui-taca, el juego de toque de la Roja, con el que el completaría el triplete Eurocopa 2008-Mundial 2010-Eurocopa 2012.

«A nivel de calidad técnica y de entender el juego, para mí es imposible equiparar el nivel de aquella selección», afirmó el viernes el delantero del Manchester United, Juan Mata, en una mesa redonda del foro virtual ‘WFS live’.

Con Xavi Hernández y Andrés Iniesta a los mandos, la Roja enamoró con su juego de pases y su nivel técnico.

«La gente sentía pasión por cómo jugábamos, por cómo lo vivíamos, y es que nadie había hecho tres grandes competiciones en seis años, eso solo lo ha hecho España», recordó el viernes el que fuera director deportivo de la Roja en Sudáfrica-2010, Fernando Hierro.

– ‘Equipo muy unido’ –

Para Vicente del Bosque, el éxito de aquella selección fue tener «un estilo de juego reconocido, buenas relaciones personales en el vestuario, un equipo muy unido y muy buenos jugadores».

El buen ambiente se plasmaba en las bromas del portero Pepe Reina o las partidas de cartas que echaban jugadores como Casillas, Gerard Piqué o David Villa.

Los héroes de aquella Roja coinciden en que no se podrá volver a repetir un grupo como aquel, que para Villa es el mejor de la historia.

«Suena arrogante, pero antes de esa generación nunca se habían conseguido tres torneos seguidos y creo que va a ser complicado que alguien lo consiga», afirmó el exdelantero asturiano el viernes en el foro ‘WFS Live’.

También Del Bosque considera irrepetible el grupo campeón del mundo en 2010, que empezó a forjar su predecesor Luis Aragonés con el triunfo en la Eurocopa de 2008, pero se muestra convencido de que a la Roja aun le esperan muchos éxitos.

«Yo creo que no vamos a tener otra vez a Villa, ni a Juan (Mata), Iniesta, Xavi Hernández, que son únicos… Pero que vamos a tener jugadores para disputar campeonatos no me cabe ninguna duda», sentenció el exseleccionador español.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.