Rusia 2018 está en marcha

Luego de la sobria ceremonia de inauguración, el balón comenzó a rodar en Rusia 2018 y al anfitrión le bastaron doce minutos para ponerse en ventaja contra Arabia Saudita, que demostró que solo llega a jugar un papel secundario.

Para el equipo ruso la victoria 5-0 fue gratificante, sobre todo porque es una inyección anímica que lo pone en la ruta de la clasificación, la cual podría obtener si vence a Egipto en la segunda fecha. De cualquier manera, el favorito del Grupo A sigue siendo Uruguay, pero todo dependerá de que hagan las cosas bien, como en la eliminatoria sudamericana, y que la pareja Suárez-Cavani llegue encendida, sobre todo por la posibilidad de que la definición tenga que ser por diferencia de goles.

Importante será también observar el comportamiento de los egipcios, que parecen traumados y casi deprimidos solo de pensar que su estrella Mohamed Salah no pueda estar al cien por ciento de sus capacidades, lo que refleja la realidad de los equipos llamados pequeños, en los que un solo jugador puede cambiar para bien o para mal el rendimiento y los resultados.

En todo caso, el balance del primer día deja a Rusia con sus primeros tres puntos, una goleada entre la bolsa y una afición más que satisfecha, lo que le permite enfocarse nada más en su siguiente partido (ante los africanos). Para mañana queda el duelo entre Uruguay y Egipto, que tienen la misión de igualar las unidades que los locales ya tienen en la cima de la tabla.

Para mañana también está programado un partido de relleno entre Marruecos e Irán, pero el juego estelar del día lo protagonizarán España y Portugal, encuentro en el que la roja tiene a su favor la mayoría de pronósticos, pero falta ver la reacción que tendrán tras el intempestivo cambio de entrenador.

Los lusos son los actuales campeones de Europa, pero no son un equipo con el potencial suficiente para obtener grandes cosas, aunque pueden haber sorpresas, más aún si su astro Cristiano Ronaldo llega enchufado y con un buen nivel de comprensión con sus compañeros de ofensiva.

Hasta hace un par de días España era uno de los favoritos para ganar la copa, pero la destitución de Julen Lopetegui ha provocado una serie de dudas que los ahora dirigidos por Fernando Hierro tendrán que disipar en el juego ante sus vecinos, siendo ese un partido en el que no pueden darse el lujo de perder y en el que están obligados a mostrar su poderío, porque un resultado adverso quizá no pondría en riesgo su clasificación, pero sí el primer lugar, y quedar segundo lo llevaría por un camino imprevisto en el torneo, con resultados también impredecibles.

Fotografía: FIFA.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.