El inquebrantable futbolista chapín que busca volver tras 11 operaciones

A causa de un accidente casi le amputan un pie, tres años después se acerca su regreso

A inicios del 2014 apareció en Deportivo Petapa un joven defensor con grandes condiciones, su nombre Gerardo Abreu García. Debutó a los 19 años en la Liga Nacional, en el Torneo Clausura 2015.

El técnico argentino Pablo Centrone, quien lo lanzó al escaparate futbolístico, lo describió como “un futbolista muy diferente a los chicos de su edad en Guatemala”, al referirse a las condiciones que tenía para jugar como central, marcador o lateral por izquierda.

En Petapa se ganó el cariño de los niños.

“Tenía actitud de aprender y estaba siempre activo en los entrenamientos. Era muy ansioso”, agrega el experimentado entrenador, quien se encuentra actualmente en nuestro país.

EL SUEÑO DE UN NIÑO
Abreu había alcanzado el sueño de niño de jugar al fútbol profesional, cuenta con orgullo en un testimonio de aciertos y desaciertos, en el que para él no existe la palabra imposible.

Abreu en su debut con Petapa

“He practicado fútbol desde los cinco años. Logré cumplir el sueño de todo niño al ser profesional de fútbol a los 18 años y jugar contra ídolos de niño como Mario ‘el Loco’ Rodríguez, Carlos el ‘Pescadito’ Ruiz y tener como compañero de equipo al uruguayo Adrián Apellaniz”, revela.

EL ACCIDENTE
Sin embargo, la carrera de Gerardo Abreu García dio un giro repentino el jueves 21 de septiembre de 2017, cuando jugaba para la filial de Comunicaciones, tras dejar constancia de sus condiciones en Petapa (14 apariciones).

Un accidente en moto lo dejó gravemente herido y lo peor al borde de  la amputación del pie izquierdo. Recuerda que usar moto en el club está prohibido, pero que la había dejado en la casa de un amigo cerca de su domicilio.

“La moto la dejaba en la casa de un compañero de equipo que vivía a cinco minutos de mi casa, pensé ¿qué me puede pasar? Está aquí cerca”, recuerda Abreu, de aquella decisión.

“Al regresar del entrenamiento me dirigí camino a casa, la que estaba a dos minutos. Una persona venía conduciendo como loco, me chocó e hizo que me deslizara por diez metros. La persona que generó el choque huyó”, detalla del momento del incidente.

“Al querer levantarme sentía los raspones por todo el cuerpo, pero por la adrenalina que llevaba no sentía mucho, pero cuando quería caminar no me había dado cuenta de lo grave que tenía en el pie”, rememora.

Fue entonces cuando empezó a darse cuenta de lo grave que le sucedía, en el pie izquierdo, el que más usaba para jugar al fútbol. Tres años después su relato aún es desgarrador.

El pie lo tenía colgando, sin un hueso,19 centímetros del pie abierto y lo peor: infectado. Al llegar al hospital se encontraban cuatro doctores los cuales acordaron que lo mejor para mi salud era la amputación del pie, ya que estaba destrozado”, refiere.

EL MILAGRO DE ABREU

“Pero apareció un doctor que fue como un ángel para mí, él tomó la decisión de hacer un esfuerzo y todo lo posible para salvarme el pie”.

Pasó por el quirófano ocho veces, con una operación cada dos días de forma consecutiva. Estuvo durante un mes en el hospital y luego vendría la recuperación durante cuatro meses.

“Hoy en día me dicen que es un milagro que tenga pie”, revela.

Pero, aún faltaban más intervenciones quirúrgicas: “Tuve que esperar para realizar la siguiente operación que era un injerto de hueso y poner una placa”, cuenta.

“Luego la operación de muñeca, ya que tenía el hueso roto debido al impacto del choque, y la última una de las más duras fue hace un mes el cual tengo un aparato con 10 tubos metidos en la pierna, en total hasta el momento llevo 11 operaciones”, explica.

LA FE DE VOLVER
Hoy en día, próximo a cumplir 25 años (26/12/1995), Abreu García se muestra agradecido y esperanzado de que tras la última intervención pueda seguir con su vida habitual, hasta antes del accidente.

“Primero Dios después de esta última operación pueda volver a la normalidad y seguir cumpliendo mis metas trazadas”, revela con entusiasmo.

El zaguero recuerda que como en sus mejores partidos, su receta para no darse por vencido: “Hay tres cosas que para mí son importantes: mucha fortaleza mental, mucha fe, y mucho coraje”.

Me gustaría inspirar a las personas a seguir luchando, sin importar las dificultades que se nos presenten, cada vez que caigamos tenemos que levantarnos y ser más fuertes que antes.

Abreu García no se da por vencido y guarda la esperanza de volver al fútbol profesional: “Hasta que mi tobillo me deje. Todo depende de la recuperación y que pueda tener la misma movilidad de antes”, responde.

Mientras tanto, sigue la recuperación con trabajos específicos en el gimnasio y guardando una dieta adecuada.

“La mente es muy fuerte por eso siempre he pensado en positivo, de nada me sirve rendirme o quejarme, hay gente en peores condiciones que yo. Por eso trato de pensar en grande, creer en mí”,concluye.

Abreu en su paso por Comunicaciones B.

EN CORTO:
Nombre: Gerardo Abreu García
Nacimiento: 26 de diciembre de 1995
Clubes: Juventud As Deporte, Tipografía Nacional,Petapa y Comunicaciones
Apariciones Liga Nacional: 14 juegos
Debut: 15 de febrero de 2015, con Petapa ante Malacateco (1-1)

FOTO: Cortesía y Guatefutbol.com

Comente esta nota y compártala con sus amigos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.