Harry Maguire es condenado a 21 meses de prisión condicional por su pelea

Atenas, 25 Ago 2020 (AFP) – El capitán del Manchester United Harry Maguire fue condenado a 21 meses de prisión condicional por «agresión» e «insultos» en una pelea en un bar y a continuación un altercado con la policía, en el tribunal de la isla griega de Syros, informó una fuente judicial este martes.

Maguire, juzgado en flagrante delito tras una pelea en una discoteca de Mykonos, anunció en un comunicado que presentará un recurso a su condena.

Ausente del proceso, el defensa fue reconocido culpable de todos su cargos: «agresión contra representantes del Estado», «lesiones corporales», «insultos verbales» y tentativa de corrupción».

Maguire fue arrestado la noche del jueves al viernes pasado junto a su hermano y un amigo luego de una pelea en un bar nocturno que incluyó un altercado con policías griegos.

A continuación pasó dos noches detenido antes de ser liberado.

«Tras la audiencia de hoy, he dado como instrucción a mis abogados informar inmediatamente al tribunal que voy a presentar un recurso», señaló Maguire, fiel a su línea de defensa desde el comienzo, cuando se declaró no culpable.

«Tengo confianza en nuestra inocencia en este caso. Mi familia, mis amigos y yo somos las víctimas en este caso» añadió Maguire.

Maguire es apoyado por el United, que subrayó que los cargos y las pruebas de la acusación solo fueron entregados «tarde, en la víspera del proceso, dejando a la defensa un tiempo mínimo para estudiarlos y prepararse».

Al comienzo de la audiencia de este martes el tribunal rechazó la solicitud de aplazamiento presentada por la defensa del jugador.

– La confianza de Southgate –

A pesar de su situación, minutos antes de que fuera dictada la condena el seleccionador inglés Gareth Southgate le convocó para los duelos ante Islandia y Dinamarca, a principios de septiembre en el comienzo de la Liga de Naciones.

«No es una decisión evidente. Hablé con Harry, tiene una visión del caso muy diferente a la que hemos escuchado. No podemos basar las decisiones en los hechos de los que nos informan», dijo el técnico.

«Si los hechos o las informaciones cambian, deberé reconsiderar mi decisión, pero tengo una relación fantástica con este chico, es un personaje formidable para nosotros. Tiene mi apoyo en este momento», añadió.

Los plazos de su recurso pueden convertirse en un problema tanto para la selección inglesa como para el United, que le fichó por una cantidad cercana a los 87 millones de euros (102 millones de dólares) el verano boreal pasado procedente del Leicester.

Eliminado en semifinales de la Europa League por el Sevilla (2-1), el United obtuvo un aplazamiento de su debut en la Premier League, por lo que no comenzará el 12 de septiembre. Lo hará una semana después recibiendo al Crystal Palace.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.