Presionado por Rashford, Johnson prolonga ayuda alimentaria para los niños pobres

Londres, 16 Jun 2020 (AFP) – El primer ministro británico, Boris Johnson, decidió este martes prolongar durante el verano las comidas gratuitas para los niños desfavorecidos, como resultado de la presión de una campaña liderada por la estrella del Manchester United Marcus Rashford.

Cuando el confinamiento contra el coronavirus forzó a las escuelas y a sus comedores a cerrar en marzo, el gobierno británico creó un programa por el cual las familias desfavorecidas reciben vales de compra de alimentos por 15 libras (18,8 dólares) por niño y semana.

Este debía terminar con el inicio de las vacaciones escolares en julio. Sin embargo, bajo la creciente presión encabezada por Rashford, Johnson decidió prolongarlo.

«El primer ministro acoge con satisfacción la contribución de Marcus Rashford al debate sobre la pobreza», afirmó el portavoz de Downing Street, al anunciar la medida, que costará unos 120 millones de libras (152 millones de dólares, 134 millones de euros).

Desde el inicio del confinamiento, el internacional inglés, de 22 años, se movilizó por esta causa, recordando que también él, perteneciente a una familia de cinco hijos con ingresos modestos, había podido a menudo alimentarse solo gracias a las ayudas de su escuela.

– ‘Sé lo que es tener hambre’ –

«Sé lo que es tener hambre», escribió en un artículo publicado este martes en el diario conservador The Times.

Y pidió al gobierno ampliar la medida que afecta a 1,3 millones de niños desfavorecidos.

Johnson afirmó comprender «perfectamente» que debido a la pandemia y el confinamiento «los niños y los padres se enfrentan a una situación sin precedentes durante el verano», afirmó su portavoz, por lo que accedió a ampliar la ayuda durante las seis semanas de cierre de las escuelas.

«El plan no continuará más allá del verano y los alumnos elegibles serán aquellos que disfrutan habitualmente de comidas escolares gratuitas», precisó, subrayado que el ejecutivo quiere que todos los niños vuelvan a la escuela en septiembre.

Como respuesta a la campaña lanzada por el futbolista del Manchester United, la oposición laborista había hecho un llamamiento para celebrar un debate en el Parlamento e intentar obtener la extensión del dispositivo.

Rashford y su iniciativa recibieron también el apoyo de diputados conservadores, como el presidente de la comisión de educación, Robert Halfon, que calificó al jugador «como una inspiración y un héroe de nuestra época».

El delantero del United había pedido a los diputados de todos los partidos «poner su rivalidad de lado» y mostrar «solidaridad» sobre un tema que puede afectar «la estabilidad de las familias y a través del país para las generaciones que vienen».

Encargada de las cuestiones de educación en el Partido Laborista, la diputada Rebecca Long-Bailey estimó que sería «insensible» por parte del gobierno no dar «este pequeño paso aliviar la presión económica» que pesa en los hogares y «garantizar que los niños puedan comer durante las vacaciones de de verano».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.