La liga alemana confía en su vuelta pese a diez casos de coronavirus

Berlín, 4 Mayo 2020 (AFP) – La primera tanda de test generalizados del nuevo coronavirus revelaron diez casos en los clubes alemanes de fútbol, lo que subraya los retos sanitarios a los que debe hacer frente la Bundesliga para obtener el miércoles el visto bueno del poder político para su reanudación a mediados de mayo.

Oficialmente, la Liga Alemana de Fútbol (DFL) celebró estos resultados: de los 1.724 test efectuados a los 36 clubes de primera y segunda división, 10 dieron positivo.

«Los test realizados en los últimos días alcanzaron su objetivo: garantizar la seguridad y proteger todo lo bien posible a los jugadores antes de una infección en el entrenamiento o un partido», señaló la DFL en un comunicado.

También te puede interesar

Hasta ahora, únicamente el Colonia (1ª división) había anunciado públicamente, el pasado viernes, que dos jugadores y un preparador físico habían dado positivo. Los otros miembros del equipo fueron puestos en aislamiento en un hotel y el club renano informó este lunes que todos ellos habían dado negativo, por lo que consideraba que podía proceder a un entrenamiento.

La DFL no dio información, ni los nombres de los jugadores o de los clubes, sobre los otros casos detectados.

El miércoles, la canciller Angela Merkel y los presidentes de los Länder (Estados regionales) deben hablar por videoconferencia y dar un eventual aval a la reanudación de la competición a puerta cerrada.

En principio, todo parece preparado para que así sea. El domingo, el ministro del Interior, Horst Seehofer, disparó el optimismo de los hinchas y los clubes al declarar que el calendario propuesto por la DFL era «plausible» y trasladar su apoyo a una reanudación en mayo.

– Duda sobre las cuarentenas –

El peligro puede estar en los detalles. Según los reglamentos en vigor en Alemania, toda persona que haya tenido contacto con un caso positivo debe estar en situación de aislamiento durante catorce días.

Ese protocolo y los casos detectados, o lo que se puedan detectar próximamente, puede suponer un problema para la reanudación de la competición. El lunes, el Ministerio del Interior confirmó que el fútbol no será ajeno a las reglas en vigor en Alemania.

«Horst Seehofer (el ministro del Interior) se mantiene en lo dicho. Las personas que han estado en contacto directo con una persona que ha dado positivo deben entrar en una cuarentena de catorce días», declaró el portavoz del Ministerio, Steve Alter.

«Ese es un principio que vale para toda la población y no existe ninguna razón para que sea diferente para los futbolistas profesionales», añadió el portavoz.

El protocolo propuesto por la DFL para retomar el campeonato contempla que las personas que den positivo queden apartadas, pero da a entender que el resto del plantel pueden continuar entrenando si sus pruebas (dos por semana según la previsión) han dado negativo.

– Estrechando manos –

Para evitar otras infecciones, los clubes estudian soluciones más o menos drásticas.

En Leipzig, por ejemplo, el equipo local podría permanecer prácticamente en cuarentena en sus instalaciones de entrenamiento. «Puede que se duerma en el lugar, pero es algo sobre lo que estamos hablando todavía», afirmó el defensa internacional Marcel Halstenberg.

Por parte de la DFL se presentó un protocolo que evita todo contacto inútil en el momento de los partidos: no se estrecharán las manos, ni habrá fotos de grupo, las botellas de agua serán individuales y en el banquillo habrá un asiento vacío entre cada jugador, entre otras medidas.

Habrá que insistir para que los jugadores se acostumbren a las nuevas normas. Este lunes, el atacante del Hertha de Berlín Salomon Kalou difundió un vídeo en el que se le ve estrechando la mano amigablemente a algunos de sus compañeros y empleados del club de la capital.

En un comunicado posterior, el Hertha consideró ese comportamiento «inaceptable» y suspendió a Kalou (34 años) con «efecto inmediato» por incumplir las nuevas normas.

En el momento de la interrupción de la Bundesliga en marzo, el Bayern de Múnich era líder con cuatro puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund.

Quedan nueve jornadas por disputar, además de los repechajes ascenso-descenso. También quedan por jugar las semifinales y la final de la Copa de Alemania.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.