OPINIÓN | Sin favorito

Después de siete años se volverá a vivir una final entre Comunicaciones y Municipal, poniendo en pausa un claro dominio departamental, que en ese lapso sumó diez títulos.

Pronosticar siempre es difícil, más aún con la irregularidad de nuestros equipos, por lo que no voy a entrar en el juego de los adivinos, pero si es importante hacer un breve repaso de lo que son los dos contendientes.

Comunicaciones posee un plantel amplio y con demasiados extranjeros, pero no tiene un buen entrenador, sino solamente un alineador, que para quedar bien con todos practica una rotación interminable que ha provocado que los cremas carezcan de juego de conjunto. Obviamente, al no haber una buena dirección, todos sus éxitos dependen de las individualidades.

Del lado de Municipal al menos hemos visto que ya juegan a algo más que al pelotazo, pero sus líneas no son lo suficientemente sólidas, lo que les hace conceder ocasiones al rival, al tiempo que le cuesta generar las propias, muchas veces por cierta lentitud en la rotación del balón en el medio, lo que no pocas veces los obliga a terminar sus jugadas con centros intrascendentes.

Con ese panorama, la serie se muestra pareja y sin un claro favorito.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 25 de mayo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.