Árbitro castigado

La semana pasada trascendió que el árbitro asistente Juan José Caneses fue suspendido un año por lucir la camiseta de Comunicaciones en la Final que los albos disputaron contra Malacateco, sanción que es bienvenida porque sirve para sentar un precedente.

Es importante recordar, sin embargo, que una semana antes Caneses participó en el encuentro de vuelta de la semifinal entre Comunicaciones y Municipal, siendo su único error el intentar dar por válido el gol de Rudy Barrientos, hasta que el árbitro Mario Noriega le hizo ver que el jugador que lanza un penalti no puede volver a jugar el balón si este rebota en un poste, por lo que su desconocimiento de la regla tampoco debió pasarse por alto.

En otras palabras, el árbitro crema estuvo a punto de concederle un gol ilegal a los rojos, pero eso no lo libera de su error al olvidarse del papel que desempeña en el futbol y exhibirse como un aficionado.

Cierto es que hay muchos otros árbitros que han llevado y llevan el color de algún equipo en la piel, y lo peor es que lo reflejan en sus actuaciones, incidiendo muchas veces en los resultados, algo que, por ser demasiado evidente, también tendría que ser castigado con drasticidad.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 19 de enero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.