Guatemala en la Copa Oro: ¿Oportunismo o masoquismo?

Todos quedamos muy dolidos él martes 6 de julio por la eliminación de nuestra Selección de la Copa Oro. Confieso que mi personal frustración no fue por haber perdido en penales, sino por haber tenido que llegar hasta ese tipo de definición contra Guadalupe, un rival que en teoría es inferior, pero al que en la práctica no pudimos doblegar.

La lista de culpables del declive del futbol guatemalteco es muy extensa, abarcando a los distintos comités ejecutivos y comisiones normalizadoras de la Federación que, por décadas, han exhibido a quienes ocuparon esos puestos como unos absolutos ignorantes sin la más mínima idea de lo que tenían que hacer, al menos, para poner las bases del desarrollo de este deporte, mucho menos para devolverle a Guatemala un nivel competitivo dentro del área.

Los dirigentes de las Ligas y los clubes también son culpables, porque son incapaces de ver más allá de la punta de su nariz y solo piensan en el hoy, olvidando el mañana, lo que les impide darse cuenta de la importancia de la inversión en las fuerzas básicas, optando por malgastar sus recursos, pocos o muchos, en extranjeros mediocres que desplazan a los nuestros aunque su nivel sea parecido o incluso peor.

También te puede interesar

A lo dicho hasta ahora también hay que agregar la corrupción, porque esta se da a todo nivel y, aunque es imposible generalizar, no son pocos los que han llegado a altos cargos solo para enriquecerse o hacer negocios turbios, lo que también convierte en cómplices a los dirigentes internacionales, sobre todo a los guatemaltecos que ocupan cargos importantes en el organigrama de Uncaf, Concacaf y FIFA, porque al final de cuentas ellos saben todo lo que pasa y simplemente cierran los ojos, pero cuando revientan los casos a nivel internacional, son los primeros en rasgarse las vestiduras y crear comisiones para sacar a unos corruptos y abrirle la puerta a otros de la misma o peor calaña.

La nómina de culpables también la engrosan los entrenadores, sobre todo aquellos que no tienen los conocimientos necesarios y, más aún, los que extorsionan a los futbolistas para “ayudarles” a ser contratados o para hacerles un lugar en la alineación. ¿Se atreverá algún jugador a denunciar hechos como ese, tal y como lo hizo Juan José Paredes hace algunos años?

Los jugadores que no se comportan como profesionales dentro y fuera de la cancha también son responsables, y en la Selección no deben olvidar que -además de sus capacidades como jugadores- también necesitamos ver el amor por la camiseta que tienen puesta, algo que, por supuesto, es más difícil encontrar en varios de aquellos que ni siquiera conocen nuestro país pero ya visten los colores azul y blanco.

¿Qué decir de la prensa? Es sencillo: el veredicto es que también somos culpables, unos porque reciben dinero para decir o dejar de decir, lo que incluye efectivo, pautas publicitarias, viajecitos y otra clase de estipendios ilegales e inmorales. Otros porque nos callamos o porque no denunciamos las cosas con la suficiente vehemencia para que se nos escuche y todo el mundo sepa la podredumbre en la que se desenvuelve el futbol de Guatemala.

Por eso decía al principio que el problema no fue perder en penales contra Guadalupe, porque esa tragedia futbolística solo fue el reflejo de lo que es ahora nuestro futbol.

Sin embargo, tres días después de nuestra eliminación, y cuando comenzábamos a darle vuelta a la página, vino el contagio masivo de Curazao y, como no podía ser de otra manera, en Concacaf se alegraron muchísimo al tener la oportunidad de dejar fuera a un equipo que no le aportaba nada y llenar su lugar con una selección que le representará entre veinte y treinta mil aficionados por cada uno de los tres partidos que jugará.

Cuando parpadearon se escuchó un sonido como el que hacen las cajas registradoras, tomaron el teléfono y le hicieron la propuesta a nuestros federativos, que seguramente solo han de haber preguntado “¿de cuánto estamos hablando?” antes de dar el sí sin ningún tipo de meditación ni reflexión.

Aquí entra, entonces, el oportunismo de Concacaf y de la Federación, que no dejaron escapar los miles de dólares que van a generar los aficionados guatemaltecos que se fajan día a día en los Estados Unidos, trabajando honradamente para su propia subsistencia y la de sus familiares que se quedaron en nuestro país.

Pero a la par de ello viene el masoquismo, porque acabamos de sufrir la humillación de que Curazao nos dejara fuera del camino hacia Catar y que Guadalupe hiciera lo propio al eliminarnos de la Copa Oro, pero pareciera que esto no fue suficiente y aceptamos entrar por la puerta de la cocina a un torneo del que ya nos habían echado, exponiéndonos a un nuevo fracaso y a hacer más grandes nuestras heridas.

De haber superado a Guadalupe, en el Grupo C nos estaban esperando Costa Rica, Jamaica y Surinam. Con estos últimos íbamos a pelear para no quedar en el último lugar del sector. Con la “amable invitación” de Concacaf, ahora nos tocará el Grupo A, en el que enfrentaremos a El Salvador, México y Trinidad y Tobago.

Más allá de intentar predecir lo que va a ocurrir, quiero resaltar lo que he observado en las últimas horas con los aficionados, que han mostrado su nobleza sin límites. Hay algunos que, igual que el mismísimo Carlos Ruiz, creen que no se debió aceptar, mientras otros creen que hay que aprovechar la nueva oportunidad, pero todos volvieron a ponerse la camiseta de la Selección y desde cualquier lado están expresando su apoyo y confiando en que podrán hacer una digna representación.

De lo que nos espera debo decir que hasta no hace mucho a El Salvador le ganábamos con los ojos cerrados, pero las cosas han cambiado y ahora es un rival que nos cuesta demasiado, por lo que no podemos aventurarnos a vaticinar una victoria. Contra México solo pedimos que Dios nos agarre confesados, y de Trinidad y Tobago hay que mencionar que ya no es el equipo poderoso de antaño, pero siempre es un adversario que se nos atraganta, por lo que, con los pies en el suelo, debemos prepararnos para seguir sufriendo.

Si existe un milagro, un eclipse, una alineación planetaria o algo parecido, en la siguiente etapa nos esperarían Honduras, Panamá o Catar para mandarnos de regreso. Eso sí, para entonces las alforjas de más de alguno estarán llenas de billetes verdes que compensarán con creces el esfuerzo diario que hacen por dirigir de manera tan brillante nuestro futbol, lo que le quita importancia a la vergüenza, el dolor y las lágrimas que nuestra noble afición tenga que derramar… ¡otra vez!

8 Comentarios
  1. Felipe Dossaco dice

    En la Madre.

  2. Juan Chavez dice

    La competencia internacional es necesaria para poder subir el nivel futbolistico, las circunstancias que llevaron a la participación ya no es necesario discutirlas, se va a estar hay que aprovechar. Todos estos análisis los he visto durante 40 años y no cambia nada, mejor juguemos al fútbol cuando se pueda o seamos invitados y crezcamos. Créanme, en muchos países también hay corrupción en el deporte y están hasta arriba porque. COMPITEN.

    1. Guatechivo dice

      Amigo que buen comentario… Mejor dicho y resumido no se podría!!!!

    2. Crema60 dice

      mas claro no canta un gallo juan chavez, por ahi mas de alguien me critica por estar en contra de todo y de todos, pero no es asi quien puede debatir un punto de vista como el tuyo, y eso es lo que trato yo de dar a entender siempre en mis comentarios, hemos tenido procesaos de procesos, con m,ejores jugadores unos que otros y no se a logrado nada y cada vez que nuestros jugadores tengan la oportunidad de participar internacionalmente debemos de apoyar, nunca en un proceso un tecnico va a poder tener contenta a toda la aficion con sus convocatorias, que si no esta fulano, que porque no esta perencejo, que falta sutano o mengano es muy dificil que un tecnico de seleccion tenga contenta a toda una nacion, pero al final del dia es y somos guatemala que si no es la mejor del mundo pero es la nuestra apoyemosla, muy buen comentario Chavez

  3. Guatechivo dice

    Dr. Muralles, tiene usted en parte razón en denunciar lo que le hace daño al fútbol guatemalteco 🇬🇹, más no comparto que sea oportunismo o masoquismo, porque no se clasificó haciendo trampa o porque nos ayudaron!!!! Simplemente es un derecho que se ganó por una emergencia o caso fortito….COMO LO MENCIONÓ CONCACAF GUATEMALA 🇬🇹. Yo apoyaré a la selección siempre.

  4. Paulo Emilio dice

    Estoy de acuerdo en lo que usted dice, solo una cuestión, porque tendremos que ser siempre derrotistas?, en eso la prensa tiene la culpa, siempre entramos perdiendo con la típica frase “jugamos como nunca y perdimos como siempre”, porque somos así?, porque lo que está hecho en Guatemala dicen que está mal hecho?, será nuestra cultura desde que nos conquistaron?. Corrupción no solo hay en la Federación de Guatemala y no estoy defendiendo eso, pero yo veo que es a nivel mundial porque en la FIFA hay corrupción, en las federaciones de las grandes secciones también, entonces es cierto que es gran parte de nuestro problema, pero el que yo veo mas grande es que no creemos en nosotros, porque?, son 11 contra 11🤷‍♂️. Entonces dejemos de echarle pestes a esos hombres que mal que bien, están representándonos. Si nos va mal pues ni modo, así es el fútbol y si nos va bien pues, excelente. Es solo mi opinión. Buena tarde.

    1. ing dice

      Esa famosa frase de “jugamos como nunca y perdimos como siempre” deberia de tener un cambio de doctrina….

      “NO tenes que ganar, pero NO podemos perder” cuando esa nueva frase cobre vida a nivel deportivo guatemalteco, entonces tendremos el valor de competir. Hoy dia solo se va por estar presente. NO existen bases solidas para que ningun deportista logre ese nivel elite necesario.

      Culpa de quien? de Todos… pero el origen lo tienen los medios de comuncacion porque son los que manejan a las masas y los directivos por no tener la suficiente preparacion y mucho menos contratar a gente que lo haga correctamente.

      Por eso urge contratar a mas extranjeros, pero no son futbolistas y mucho menos directores tecnicos… Los que necesitamos son periodistas y directivos de otros paises que venga, pongan el cimiento de lo que necesitar ser el futbol guatemalteco del manana.

  5. Wendy dice

    Bueno mucha, si tanto es la opinion negativa, cierren el fut en Guatemala! No les den mad pistos a los coruptos. Lastima por los chavos que tienen suenos. Pero la mara de Guatemala son tan egoistas que no puede por lo mejor que es el fut!!
    Tanto talento tirado y nadie se pone las pilas!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.