Futbol y Justicia

Futbol y Justicia son palabras que frecuentemente no van de la mano, ya que no siempre gana el que lo merece debido a muchos factores, como una sola desconcentración, un mal pique del balón, una pelota jabonosa, un desacierto arbitral… En fin, en futbol puede pasar cualquier cosa y es por eso que la “justicia” muchas veces queda por un lado, por lo que se debe luchar por conseguir más goles que el rival, porque eso es lo que verdaderamente cuenta.

Eso sí, cuando un equipo juega bien y es efectivo, tiene las más grandes posibilidades de triunfar, pero, reiteramos, esto no siempre ocurre.

Pero, ¿hubo justicia en el desenlace del Apertura 2020?

El análisis debe hacerse en dos partes, la fase de clasificación y la fase final, partiendo sobre todo porque la gente del futbol considera que la fase final es un “campeonato aparte”, en el que lo ocurrido en la clasificación queda por un lado, excepto si alguna serie termina empatada al final de los 180 minutos.

El camino de Municipal en la fase de clasificación

Los rojos fueron anclados en el Grupo Nor-Oriental, en el que estaban los dos recién ascendidos, Achuapa y Sacachispas, además de un equipo que se debatía en la agonía: Sanarate. Por eso se pronosticó desde el principio que la lucha por el liderato del grupo sería con Cobán Imperial y Guastatoya, pero -aunque los Príncipes Azules comenzaron bien- aflojaron en la parte final de su calendario, lo que se sumó a una irregularidad absoluta en la fase intergrupos.

Esto se combinó con una fase de grupos espantosa de Guastatoya, lo que obligó al relevo del DT Fabricio Benítez, logrando con Willy Olivera los puntos necesarios para meter casi de panzazo al Pecho Amarillo a la fase final.

Todo esto fue bien aprovechado por Municipal, que, aunque tuvo algún resbalón como el de la visita a Achuapa, por lo demás fue muy sólido en la fase de grupos, logrando victorias por diferencias de dos hasta cinco goles, lo que dejaba plasmada su superioridad. En la fase intergrupos los ediles no desentonaron y aprovecharon a cabalidad la irregularidad combinada con cierto temor de algunos adversarios, lo que propició que varios recibieran goleadas que no dejaron de sorprender, aunque, eso sí, los escarlatas no pudieron superar a su archirrival, claudicando en el Clásico ante Comunicaciones, su única derrota en el cruce de grupos.

Municipal ganó la fase de clasificación con 33 puntos, debiéndose recordar que fueron despojados de tres unidades por la alineación irregular de un jugador que había sido reportado como contagiado por el virus, a esto se sumó que fue el equipo más goleador con 33, en sus filas estuvo el máximo anotador, Ramiro Rocca, el guardameta menos vencido, Víctor Rafael García, aunque fue Comunicaciones el equipo que encajó menos anotaciones.

En síntesis, sin embargo, los rojos fueron notablemente superiores en la fase de clasificación, de allí su primer lugar.

¿Qué hizo Guastatoya en el campeonato regular?

Como mencionamos antes, el Pecho Amarillo hizo una fase de clasificación que rayó en lo espantoso, porque siendo un equipo que partía como favorito para ser protagonista en el Grupo Nor-Oriental, debió esperar siete jornadas para saborear su primera victoria, algo que no tenía explicación porque los de El Progreso no jugaban del todo mal, pero les faltaba contundencia, al tiempo que en defensa habían perdido la solidez que le había sido característica en los últimos años.

Sanarate le sirvió para romper su mala racha y Achuapa fue su segunda víctima consecutiva, lo que les permitió enderezar un poco su andar en el torneo.

A pesar de ello, para la fase intergrupos llegó Willy Olivera en sustitución de Fabricio Benítez y, aunque el rendimiento siguió siendo irregular, ganando solo dos partidos, con tres empates y una derrota, los puntos acumulados le sirvieron para llegar a veinte unidades que le dieron el sexto lugar, sin olvidar que el noveno, Achuapa, quedó eliminado con 19.

Esto pone de manifiesto lo sufrida que fue la clasificación para Guastatoya, que estuvo a casi nada de quedar fuera de la fiesta grande.

La Fase Final: El otro campeonato

Municipal tuvo la mesa servida en los Cuartos de Final, en la que enfrentó a una caricatura de Iztapa, presa fácil en la ida y en la vuelta, lo que instaló a los rojos, sin despeinarse, en la Semifinal.

Para Guastatoya la tarea fue más difícil, porque su rival fue Cobán Imperial, con quien empató sin goles en casa pero triunfó de visita con un gol en el cierre del partido de Maximiliano Lombardi para un 1-2 que los llevó a la siguiente etapa del torneo.

Luego de casi un mes de espera debido a un contagio masivo de los coloniales, Municipal se cruzó con Antigua, que había dado la gran sorpresa al eliminar a Comunicaciones. Los rojos superaron la llave por su mejor posición en la tabla tras empatar a uno los dos partidos, 180 minutos en los cuales el equipo panzaverde hizo mejor las cosas, pero en la ida no fue contundente y en la vuelta fue perjudicado por un penal que solo el árbitro Bryan López no vio, pero ellos mismos pecaron, sobre todo su técnico, Jeffry Korytoski, incapaz de administrar su ventaja de manera adecuada, lo que fue castigado con un gol de último minuto de José Carlos Martínez que llevó a la Final a Municipal.

Entre tanto, Guastatoya venía crecido luego de eliminar a Cobán, pero encajó un gol de entrada como local ante Xelajú y su dominio casi total en el resto del encuentro no le alcanzó más que para nivelar. Eso lo llevaba a Quetzaltenango a enfrentar a los altenses, a quienes les bastaba empatar y también tenían la ventaja del gol de visita, pero el Pecho Amarillo se soltó y le pasó por encima a los occidentales, a los que tumbó con un claro 0-2 que, sin ninguna arruga, los llevó a una inesperada final.

El partido de ida de la llave decisiva se disputó en el estadio David Cordón Hichos, en un duelo entre el primero y el sexto de la fase de clasificación, pero en la cancha eso no se notó, al extremo que en catorce minutos Guastatoya ya ganaba 2-0. Municipal descontó pronto, pero no pudo pasar de allí en un partido en el que la mayor parte del tiempo hubo control táctico de los orientales, que, de cualquier manera, no lograron ampliar el marcador para tener una ventaja más amplia para el partido de vuelta, algo en lo que también tuvo que ver el árbitro Bryan López, que cuatro días después repitió una actuación que rayó en lo deplorable, perdonando a los rojos un penal que pudo ser el 3-1, y luego haciéndose de la vista gorda al no botar de la cancha a dos capitalinos. El colegiado “lavó su conciencia” al cerrar los ojos en una falta en el área del Pecho Amarillo que pudo dar el empate a los visitantes. Lamentable lo del árbitro en ese partido.

El juego de vuelta comenzó en la calle, en donde Guastatoya fue recibido de manera hostil por los seguidores escarlatas que atacaron el bus de los visitantes, lo que no fue obstáculo para que el conjunto auriverde saliera con todo y se pusiera en ventaja a los cinco minutos con un cabezazo de Omar Domínguez Palafox en un tiro libre cobrado por Maximiliano Lombardi.

Pero ya decíamos al principio que en el futbol hay imponderables y entre estos también se incluyen los autogoles, como el de Néstor Jucup a los ocho, jugada de infortunio que le devolvió la vida a Municipal.

En el resto del primer tiempo los capitalinos combinaron el juego en corto con los pelotazos, mientras Guastatoya trató de mantener su bloque en defensa y salir de vez en cuando para darle otro golpe a los locales.

El segundo período comenzó con la polémica, porque el recién ingresado José Márquez cometió una mano en su área y Walter López no la sancionó, lo que se sumó a que en la etapa inicial le había perdonado la segunda amarilla a Cristhian Reyes, decisiones que pudieron cambiar la historia del partido.

Pero en los minutos restantes en lo táctico fue superior el conjunto visitante, que llevó el partido a donde quería, juntando sus líneas y quizá equivocándose al no presionar lo suficiente para impedir que les llovieran los pelotazos en el área, aunque de ellos Municipal no supo sacar provecho, a pesar de que los visitantes perdieron la marca más de una vez.

En el tramo final del partido Guastatoya le dijo ¡Basta! a los rojos, les quitó la pelota, la llevó al otro lado del campo, quedó cerca de convertir el segundo tanto y provocó infinidad de faltas, que cortaron el ritmo del juego y aumentó la desesperación de los escarlatas, a quienes también se les perdonaron varias tarjetas.

El tiempo se agotó y el marcador indicó 1-1 y en la serie el triunfo de Guastatoya con un agregado de 3-2 sobre Municipal, lo que le dio el Tercer Sol al Pecho Amarillo.

¿Pero, fue justo el título ganado por Guastatoya?

Aquí entramos en otro tema, porque personalmente creo que debiéramos jugar un torneo de regularidad, en donde en el todos contra todos el primero sea campeón, pero con la idea de generar más ingresos económicos se implementaron las fase finales, aunque en esta ocasión con estadios vacíos tampoco hubo más dinero para los que clasificaron.

Siendo así las cosas, me he manifestado en contra de que en una liga de doce avancen seis y menos de acuerdo estoy con que el octavo lugar tenga opción de pelear la corona, pero los reglamentos los aprueban todos los equipos y a eso no se le puede dar vuelta de hoja.

En ese sentido, con las reglas vigentes queda claro que en el “otro campeonato” Guastatoya fue superior, porque tuvo tres victorias y tres empates, mientras los rojos tuvieron dos triunfos, tres empates y un revés, siendo este último el que lo condenó al segundo lugar porque con su futbol desordenado y que casi siempre deriva en pelotazos no pudo saborear la victoria en ninguno de los encuentros de semifinales y de la final, lo que demostró que no tenía argumentos suficientes para retener la corona, por más que haya sido el ganador de la primera parte del torneo, lo que solo queda para la anécdota.

De esa manera, Willy Olivera le ganó la partida a Sebastián Bini, porque el uruguayo supo manejar mejor a su equipo, mientras las pocas capacidades del argentino quedaron al descubierto con sus múltiples cambios de alineación, pero manteniendo siempre el desorden, la lentitud e inoperancia en defensa y, sobre todo, la ausencia total de ideas del medio para adelante, en donde creyeron que los pelotazos serían la fórmula para un nuevo título, pero no fue así.

Así que, tomando en cuenta que las reglas se saben de antemano, considero que Guastatoya sí es un justo campeón, porque fue mejor cuando tenía que serlo y con merecimiento absoluto puede disfrutar de su Tercer Sol.

11 Comentarios
  1. Andres Barrera dice

    Guastatoya fue mas que Municipal en la serie no solo con el resultado a favor, tambien con mejor futbol en los dos juegos.

    1. Felipe Dossaco dice

      Eso es lo QUE tienen mis ROJOS un futbol lento, pelotazos mientras tengamos ese porterito rafael garcia esa defensa ridicula ese barsileno aburrido y ramiro Rocca penaando que equipo le paga mas dolares demas aficionados ROJOS no tenemos Esperanza de nada. PERO guastatoya merece ese titulo

  2. joosue cabrera dice

    MIS CONGRADULATION A PIRULO Y SECUASES, no hay “32” buen JUEGO pero…. GRACIAS POR PARTICIPAR, PERO SI QUIEREN les compro una copa en la Avenida Bolivar. jjajajajajaj

    1. Felipe Dossaco dice

      Tampoco las nena’s, asi QUE estan peores

  3. Melvin dice

    Felicitaciones a Guastatoya digno y justo campeon,,pero ojo, deben mejor as r en mucho para poder dar pelea a nivel concacaf,más rapidez,más toque, mejor condicion física, no estaría de más hacerce vestir de una buena marca, lo merecen no ?…remodelen totalmente su estadio, así no ti Ed n nublado…nevo n que jugar en casa ajena, pi Ed nsen en grande, son los campeones

  4. super rrojo dice

    Bueno ahora buscar un buen entrenador porque este no tiene nada solo pelotazo y asi no bamos a ningun lado y tambien ese portero maleta no tiene nada que hacer con municipal y como una defensa que cuando ben al contrario se hacen un lado o mas bien cubriendo la cara y hay jugadore que ya no deben de estar con el mimado de la afion no es cualquier equipo del mpnton srs dirijentes piensen en algo bueno no traigan jugadores solo para quitarle el puesto a los joves que tienen mas garra que esos elfantes viejos si ban traer extranjeros ballan a sudmerica buscar algo bueno no esten rresiclando de centro america

  5. Adrian dice

    Lamentablemente esto expone lo sobrevalorado que esta Fabricio Benitez como tecnico. Con el mismo equipo, un entrenador de nivel medio como Willy Coito nada del otro mundo lo lleva al campeonato. Lo mismo con Coban a Fabricio le dieron excelentes planteles y nunca pudo llegar ni siquiera a una final. Felicidades a Guasta, especialmente a los directivos que siempre arman buenos equipos y compiten, son un ejemplo de gestion para lo que es el nivel del torneo guatemalteco.

  6. El neutro. dice

    Ni con los autogoles a favor de los rojitos no pudieron hacer nada.
    Es decir el resultado final hubiera sido 3-0
    Es la realidad del asunto.

    1. Felipe Dossaco dice

      Y tus MOCOmunicaciones esta peores viejos ya sin pelos QUE bueno SIGAN con rapia

  7. ***Chapinisimo*** dice

    Guastatoya felicitaciones por el tercet Sol☀☀☀.
    Ahora directivos tienen mucho trabajo que realizar #1. Hacer mejoras en el Estadio Cordón Hichos.
    Ampliar mas la capacidad , mejor es para ustedes mismos para mejor aforo y mejor ingreso n dinero a la hora de los Juegos de laa instancias finales.
    #2. Un estdio de lujo quedaria a u equipo como el Guasta.
    #3. Que el Estadio tenga autopista para la marcha y otros juegos. Ustedes podrian rentarlo a otros que lo neseciten hata para la selección nacional pueda ser util
    Otras ideas vendria para que ese estadio tenga mejor cara. Y asi verlo a Guastatoya como un verdadero Campeón.

  8. josue cabrera dice

    Le arde a Felipe que ya se hacian con la 32, los partidos hay que jugarlos, y si no reciben ayuda de los arbitros, pues no ganan y esto se vio el domingo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.