La Premier League rompe su acuerdo de difusión en China

Londres, 3 Set 2020 (AFP) – La Premier League anunció este jueves que pone fin de forma prematura al acuerdo de difusión de sus partidos en China, que cubría el período de 2019 a 2022.

«La Premier League confirma que ha puesto término este día a su acuerdo para la difusión de sus partidos en China con el poseedor de los derechos para este territorio», explicó en un comunicado.

El servicio de difusión por internet (streaming) PPTC había pagado, según la prensa, 523 millones de libras (698 millones de dólares) para retransmitir el campeonato inglés entre 2019 y 2022, pero el grupo no habría realizado el pago de marzo de 160 millones de libras (213,5 millones de dólares), cuando el campeonato se había interrumpido debido a la pandemia del covid-19.

La Premier League se había reanudado a mediados de junio y había terminado la temporada con partidos a puerta cerrada.

PPTV explicó en un comunicado haber intentado renegociar el contrato en vano.

«La pandemia creó numerosos desafíos que tuvieron un rol importante en las negociaciones de los derechos de difusión», explicó el grupo en un comunicado.

«Tras muchas sesiones de negociación, sigue el desacuerdo sobre el valor de estos derechos. Desgraciadamente, no se ha llegado a ningún acuerdo», añadió.

El campeonato inglés deberá ahora tratar de encontrar otro difusor para evitar una pérdida económica a sus clubes, que sería un nuevo golpe duro financiero.

La temporada 2019/2020 había estado marcada por tensiones políticas con China, cuando la televisión pública CCTV había desprogramado un partido de Arsenal contra Manchester City para protestar contra declaraciones del centrocampista alemán de los Gunners, Mesut Özil, en defensa de la minoría musulmana de Xinjiang (territorio del noroeste de China), los uigures.

Poco después, el partido de Liverpool contra Chelsea, en el que los Reds lograron su primer trofeo de campeón de Inglaterra en 30 años, fue relegado a una cadena menos seguida.

Esta decisión había sido interpretada como una protesta contra la decisión del gobierno británico de excluir al grupo chino Huawei del desarrollo de la tecnología telefónica 5G en Gran Bretaña, y contra sus tomas de posición favorables al movimiento prodemocrático en Hong-Kong.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.