Sin Messi ni Neymar, atípicas concentraciones internacionales en tiempos de covid-19

París, 31 Ago 2020 (AFP) – Sin partidos desde hace casi un año, el fútbol de selecciones vuelve esta semana, únicamente en Europa. Sin Neymar ni Lionel Messi, la ventana internacional se anuncia atípica con partidos a puerta cerrada, la vigilancia sanitaria contra el covid-19 y las diferencias de estado físico.

Si bien la pandemia sigue asolando el mundo, el fútbol internacional intenta volver en el Viejo Continente, a pesar de las restricciones que se endurecen en muchos países.

Solo la UEFA, la confederación europea, pudo mantener sus encuentros, para iniciar la segunda edición de la Liga de Naciones, una competición creada para sustituir los tradicionales amistosos otoñales, en general poco atractivos.

En las otras confederaciones tendrán que esperar al menos hasta el mes de octubre, según una decisión de la FIFA, la instancia mundial, «en respuesta a las alteraciones causadas a nivel mundial por la pandemia de covid-19».

De esta manera, el brasileño Neymar, apenas recuperado de su derrota en la final de la Liga de Campeones en Lisboa con el París Saint-Germain, no viajará a la otra punta del mundo. Tampoco Messi, en pleno conflicto con el FC Barcelona y lejos de tener en estos momentos la mente puesta en la selección argentina.

Para Kylian Mbappé o Cristiano Ronaldo, por contra, ha llegado el momento del reencuentro con la selección, por primera vez desde noviembre de 2019, fecha de la última concentración antes de la llegada de la pandemia.

– Puerta cerrada generalizada –

Una tregua de casi diez meses nunca vista en muchos países desde la Segunda Guerra Mundial, con una consecuencia principal: el aplazamiento de un año de la Eurocopa-2020, ahora reprogramada para los meses de junio y julio de 2021.

En septiembre aparecen en el programa algunos buenos enfrentamientos, como el Alemania-España del día 3 o el Francia-Croacia, revancha de la final del Mundial-2018, del día 8.

Pero más allá del reto deportivo, lo que marcará esta concentración será el reto sanitario.

Como en sus torneos finales de Liga de Campeones y Europa League en agosto, la UEFA mantuvo para el inicio de la Liga de Naciones la puerta cerrada generalizada, incluso en países como Francia, donde se permite la presencia de un cierto número de espectadores.

Por ello, España eligió recibir a Ucrania el 6 de septiembre en el pequeño estadio Alfredo di Stefano (6.000 asientos), en la ciudad deportiva del Real Madrid en Valdebebas (norte de Madrid).

– «Es normal ver más casos positivos» –

Aunque no hay ningún partido previsto en terreno neutral y el problema de las restricciones de desplazamiento, desaparecidas según el país, parece atenuado por el establecimiento de «pasillos» para el deporte profesional, la búsqueda del menor contagio por covid-19 será minuciosa, con el mismo protocolo que para las ‘Finales 8’ de las competiciones europeas.

«Los jugadores se someterán a test antes de venir a Clairefontaine (centro de entrenamiento de la selección francesa), y luego se someterán a test regularmente por los laboratorios acreditados por la UEFA», explicó Emmanuel Orhant, director médico de la Federación Francesa.

La obsesión de todas las federaciones es evidentemente frenar los contagios en la plantilla. En algunas selecciones algunos jugadores que han dado positivo tuvieron que causar baja, como Mikel Oyarzabal con España o Paul Pogba con Francia.

«Los jugadores han viajado por todos lados durante las vacaciones, así que es normal ver más casos positivos», afirmó el profesor Enrico Castellacci, presidente de la Asociación de Médicos del Fútbol Italiano, a una radio local.

Cabe indicar que, para muchos, el parón internacional llega justo después de un periodo de vacaciones. Es el caso de España, Inglaterra o Italia, donde el final de sus ligas se alargó hasta el mes de julio, o agosto para los clubes que llegaron lejos en las competiciones europeas.

Así por ejemplo, los jugadores del Real Madrid volvieron a los entrenamientos el domingo y los del Barça no lo harán hasta este lunes, el primer día de concentración de la ‘Roja’. Los futbolistas del campeonato francés, de su lado, están listos porque la Ligue 1 regresó el pasado 22 de agosto.

Algunos seleccionadores optaron por adaptar sus listas: en Alemania, Joachim Löw dejó descansar a los internacionales del Bayern de Múnich, flamantes campeones de la ‘Champions’.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.