Thiago Silva, el ‘Monstro’ para siempre parisino

París, 24 Ago 2020 (AFP) – ‘O Monstro’ dijo adiós al París Saint-Germain. El capitán Thiago Silva confirmó el domingo su salida del club, luego de quedarse muy cerca de alcanzar su «sueño» de ganar la Liga de Campeones, pero espera volver en «tres, cuatro años» con otro papel.

Malentendidos hasta el último momento: después de perder la final de la ‘Champions’ (1-0) contra el Bayern, cuando el entrenador Thomas Tuchel hablaba de futuras conversaciones «para aclarar la situación», el defensa brasileño cortó en seco las especulaciones sobre su renovación.

«Desafortunadamente ha sido mi último partido», aseguró al micrófono de RMC Sport. «Lo siento por los aficionados por la tristeza, pero el club tendrá otras ‘oportunidades’ de ganarla».

También te puede interesar

La larga historia entre el PSG y el internacional brasileño de 35 años ha estado repleta de estos malentendidos. Seguidores y periodistas han criticado y elogiado por turnos al «monstruo» de las dos caras, que encarna tanto la pesadilla de la remontada del Barcelona en 2017 como el recorrido de ensueño de la ‘Final 8’ de Lisboa.

Desde su llegada en 2012, Silva ha simbolizado las contradicciones del equipo capitalino, rey en Francia pero frágil durante mucho tiempo en Europa.

Rozó con la punta de los dedos su «sueño» de conquistar la ‘Champions’, como dijo a la AFP antes de poner rumbo a Portugal, durante un verano fuerte, marcado también por la victorias en las Copas de Francia y de la Liga que reactivaron las preguntas sobre una eventual renovación sorpresa.

– «Gratitud increíble» –

Pero el defensa, que aceptó prolongar dos meses más una aventura que terminaba contractualmente el pasado 30 de junio, se plegó a la decisión de la directiva quien, al mismo tiempo, se despedía de otro jugador emblemático, el uruguayo Edinson Cavani.

«Ha sido un placer tener a ‘Tia’ de capitán, un jugador con una personalidad, una calidad así. Siempre va a ser mi jugador, está en mi corazón», declaró Tuchel.

El brasileño dejó como última actuación un partido sólida frente a los muniqueses y una nueva declaración de amor a los de rojo y azul: «Mi gratitud al club es increíble. Adoro este club, quizá regrese, pero no como jugador», afirmó.

Silva podría por tanto seguir los pasos de sus excompañeros Maxwell o Thiago Motta, que permanecieron o volvieron al club tras su retirada, respectivamente, como dirigente y entrenador de los sub19 (de 2018 a 2019).

Pero antes, el defensa piensa en jugar todavía «tres, cuatro años». «Tengo ganas de prepararme para jugar el Mundial en Catar» en 2022, afirmó. Inglaterra (Chelsea) e Italia (Fiorentina) son algunos de los destinos posibles aludidos por la prensa.

Para el director deportivo Leonardo, es un salario XXL (más de 12 millones de euros por año, según L’Equipe) que desaparece, en un contexto económico difícil por la crisis del coronavirus.

Llegado de la mano de Zlatan Ibrahimovic, Thiago Silva fue una de las primeras contrataciones sonadas de la era catarí del PSG. La inversión, cifrada en más de 45 millones de euros -un récord para la Ligue 1 en aquel momento-, se demostró acertada.

En ocho años el club ha visto como se llenaban sus vitrinas: juntos han ganado siete ligas francesas, seis Copas de la Liga y cinco Copas de Francia. Junto a Marco Verratti, fichado al mismo tiempo, el brasileño es el jugador que ha ganado más títulos con el PSG.

– «Una parte de mi vida» –

Defensa sólido, Thiago Silva dio al PSG una innegable presencia atlética en los duelos individuales. Pero su mentalidad, a veces débil, le jugó malas pasadas: su fatídico encuentro contra el FC Barcelona en la funesta remontada (4-0, 1-6) sigue siendo un asterisco en su carrera.

En la selección, sus lágrimas durante la tanda de penales contra Chile durante el Mundial-2014 en casa simbolizaron la debilidad mental de la ‘Seleçao’ de la que era capitán, aunque no participó por sanción en la histórica derrota 7-1 en semifinales contra Alemania.

Tildado de «sentimental», Thiago Silva estaba también muy apegado al Parque de los Príncipes.

«París no es un paréntesis. Es una parte de mi vida», dijo a France Football en noviembre, cuando obtuvo el pasaporte francés. Pero es en otro lugar donde tendrá que continuar su carrera como futbolista… ¿antes de regresar un día?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.