El fútbol volvió a China, tras cinco meses de interrupción, con un minuto de silencio

Suzhou, China, 25 Jul 2020 (AFP) – El campeonato chino de fútbol se reanudó este sábado tras una interrupción de cinco meses debido a la pandemia del coronavirus, rindiendo homenaje a las víctimas con un minuto de silencio.

Cabizbajos, los jugadores respetaron este minuto simbólico en recuerdo de las víctimas del COVID-19, que apareció en la ciudad china de Wuhan, y en homenaje al personal médico, en el partido de reanudación, en que el actual campeón, Guangzhou Evergrande, entrenado por el italiano Fabio Cannavaro, venció por 2-0 al ganador de la Copa, Shanghai Shenhua.

El partido de reapertura se desarrolló a puerta cerrada en Dalian (noreste), una de las dos ciudades con Suzhou (este) que albergarán los encuentros de la Super League china (CSL) en los dos próximos meses, sin público.

Como un símbolo, el Wuhan Zall, club de la ciudad donde surgió la pandemia, jugará el segundo partido contra el recién ascendido Qingdao Huanghai.

Un grupo de personal de seguridad y doctores con batas blancas obtuvieron permiso para ver el partido en las tribunas, en reconocimiento por sus esfuerzos en la lucha contra el virus. Todos ellos llevaban mascarillas.

Antes del inicio del partido, el capitán del Evergrande, el centrocampista internacional brasileño Paulinho, y sus compañeros desplegaron una pancarta en la que se leía: «Saludos a los trabajadores médicos».

Los jugadores del Shenhua vestían camisetas para honrar a los «héroes» del coronavirus.

– Primeros goles –

El delantero internacional chino Wei Shihao marcó los dos tantos para el equipo de Cannavaro, uno en cada período.

La CSL, que habría tenido que comenzar el 22 de febrero, fue una de las primeras competiciones deportivas del mundo en revisar su calendario cuando la epidemia del COVID-19 golpeó el país, a finales de 2019, antes de expandirse por todo el mundo.

La liga organizadora de la competición asiste intranquila al hecho de que han aparecido muchos nuevos casos de contaminación en la ciudad portuaria de Dalian.

Los jugadores de los 16 equipos repartidos en dos grupos se instalaron a principio de semana en sus hoteles respectivos para no tener contacto con nadie durante setenta días.

Solo podrán salir para ir a entrenar o disputar dos partidos por semana en esta primera fase que va hasta finales de septiembre.

El jugador belga de 32 años Marouane Fellaini es el único caso conocido de coronavirus en la CSL y estuvo internado tres semanas en un hospital, antes de recibir el alta en abril, aunque no estaba grave.

Los deportes están volviendo a disputarse poco a poco en China, cuando la Asociación China de Básquet (CBA) prepara la vuelta de los aficionados a los complejos deportivos.

Sin embargo, el gobierno chino descarta permitir competiciones internacionales este año para parar la expansión del coronavirus.

El viernes, todos los torneos de alto nivel programados para 2020 en China fueron cancelados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.