Confusas pruebas de covid-19 ponen en jaque reinicio del torneo paraguayo este martes

Asunción, 20 Jul 2020 (AFP) – Confusión en la toma de muestras que dieron en un principio positivo y luego negativo a la covid-19, duras críticas de los clubes contra la matriz local del fútbol y renuncias en el Ministerio de Salud, envuelven el reinicio este martes del torneo paraguayo.

La Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) reprogramó para este martes el inicio de la novena fecha del campeonato Apertura, suspendido desde marzo por la pandemia de coronavirus, con los partidos River Plate-Nacional y Cerro Porteño-Libertad.

El miércoles se enfrentarán General Díaz-San Lorenzo y Sportivo Luqueño-Olimpia en tanto que el jueves se medirán Guaireña-Guaraní.

La APF postergó el juego entre Sol de América y 12 de Octubre para el 5 de agosto por sospechas de coronavirus en tres integrantes del plantel de 12 de Octubre.

El certamen debió reiniciarse el pasado viernes, pero esto no fue posible porque la comisión técnica de la APF reportó el contagio de 35 jugadores, técnicos y asistentes del 12 de Octubre, así como 14 componentes del plantel de Guaraní, 4 del San Lorenzo y 3 árbitros.

Descreídos del diagnóstico, los propios involucrados se sometieron a pruebas en centros privados y luego se hicieron tests de reconfirmación por orden de la APF y el Ministerio de Salud.

El médico de la APF, Gerardo Brunstein, anunció que las pruebas, cuatro hasta este lunes, resultaron negativos salvo 3 positivos en el plantel del 12 de Octubre.

Dada la desconfianza, los supuestos contagiados volvieron a ser evaluados y la APF prometió anunciar cuanto antes los resultados.

– Postergan partido del 12 de octubre –

Debido a la incertidumbre, las idas y venidas en torno al contagio de jugadores, la asociación resolvió postergar para el 5 de agosto el partido del 12 de Octubre y Sol de América.

Brunstein dijo que el Ministerio de Salud se comprometió a investigar a fondo lo sucedido para buscar el origen del error.

«De ahora en más, cuando exista un caso confirmado en la primera prueba se mantendrá el resultado en privado hasta realizarse un segundo test», señaló el profesional.

El erróneo informe que dio como infectados a tres planteles de primera división y tres árbitros provocó la renuncia este lunes de la jefa del laboratorio del Ministerio de Salud, Graciela Russomando.

Esta responsabilizó directamente a las autoridades sanitarias y dijo haber presentado su dimisión «por ética».

«Quiero dormir tranquila», manifestó.

– Olimpia pide la dimisión del jefe médico de la APF –

El presidente de Olimpia, Marco Trovato, pidió a la APF la cabeza de Brunstein y el consejo directivo del club le declaró persona no grata.

«Fueron 72 horas catastróficas para nosotros y nuestras familias», resumió este lunes su delantero y capitán, Pablo Zeballos.

«La seriedad de los tests se pusieron en duda. El club debería plantarse hasta encontrar a los responsables», subrayó.

Hizo alusión al fin de semana luego del anuncio del viernes de la APF sobre los presuntos 35 contagiados en la plantilla que dirige el argentino Mario Grana.

Al final quedaron solo 3 positivos declarados por el Ministerio de Salud. Los jugadores decidieron acudir a un laboratorio privado para someterse a una nueva prueba este lunes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.