Registros en sedes de Charleroi y Genk por caso de traspasos fraudulentos

Bruselas, 24 Jun 2020 (AFP) – La policía belga registró este miércoles las sedes del Sporting de Charleroi y del KRC Genk, en el marco de una amplia investigación iniciada a finales de 2018 sobre presuntos traspasos fraudulentos de futbolistas, indicó a la AFP la fiscalía federal del país.

La investigación es apodada «El Footballgate belga» y también es conocida como «Operación Manos Limpias».

Los registros de este miércoles fueron efectuados por la policía judicial de Limburgo (norte de Bélgica).

En su página web, el Sporting de Charleroi, que finalizó tercero en la última liga belga (acortada por la pandemia del nuevo coronavirus), aseguró que «el registro, que duró una hora, transcurrió perfectamente».

El club dijo que «ha colaborado completamente» con los investigadores.

El Sporting de Charleroi está dirigido por el empresario francés de origen iraní Mehdi Bayat, que desde hace un año es también presidente de la Federación Belga de Fútbol (RBFA).

Mehdi Bayat es además el hermano de Mogi Bayat, exdirigente del mismo club y figura central del «Footballgate belga», un escándalo que estalló en octubre de 2018.

Mogi Bayat, uno de los agentes de jugadores más poderosos de Bélgica, fue acusado por este caso y estuvo brevemente encarcelado en ese 2018.

Es sospechoso de haber «manipulado» varios traspasos para aumentar el coste de sus comisiones, con la complicidad de agentes, clubes y empresas con sedes en Francia, Inglaterra y Luxemburgo.

En total, una veintena de personas (agentes, árbitros, jugadores, dirigentes) han sido ya acusados en esta investigación, que está siendo dirigida por un juez de instrucción de Tongres (noreste de Bélgica).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.