La emoción de Bruno Soriano en su vuelta tres años después

Madrid, 23 Jun 2020 (AFP) – Más de 1.000 días después de su última aparición y tras un calvario de lesiones, el veterano mediocentro del Villarreal Bruno Soriano no pudo evitar emocionarse el lunes al volver a pisar un terreno de juego en el partido liguero contra el Sevilla (2-2).

«No sé ni qué decir, tanto tiempo que no jugaba que casi no puedo hablar», decía Bruno, intentando contener las lágrimas, a la televisión Movistar+ tras el encuentro, en el que saltó al campo en el minuto 88.

El capitán del ‘Submarino Amarillo’, de 36 años, no dudó en afirmar que «son tres años y ha sido difícil pero estoy muy contento hoy para ayudar hasta el final al equipo».

Un total de 1.128 días ha tardado Bruno en volver a ponerse los tacos tras el calvario de lesiones y operaciones que ha sufrido desde que jugó su último partido el 21 de mayo de 2017 en la última jornada de Liga.

– Dos operaciones –

El jugador ya arrastraba unas molestias en la parte superior de la tibia y con la temporada finalizada, se puso manos a la obra para superar sus problemas físicos.

Probó primero con un tratamiento conservador y finalmente tuvo que ser operado, pero aunque se esperaba que podría volver en unos meses, el jugador no acababa de reponerse.

Dos años después, acabó siendo operado en junio de 2019 del tendón rotuliano por el conocido doctor finlandés Sakari Orava, que suele tratar a atletas de élite.

Tras la intervención, Bruno fue volviendo poco a poco al campo hasta reaparecer el lunes en un estadio de La Cerámica vacío por la pandemia del coronavirus, lo que privó al capitán de la ovación de la afición en su regreso.

«Para mí ha sido la mejor noticia del año. El ver a Bruno en el campo tras ver lo que ha pasado, la lucha que ha hecho, la capacidad de superación que ha tenido, y eso es para sentirse muy feliz», dijo tras el encuentro el técnico del Villarreal, Javi Calleja.

«Hoy (por el lunes) tocaba ponerle, ya que en esos minutos te da temple y experiencia cuando está la cosa apretada», añadió Calleja, en referencia a los últimos minutos del encuentro cuando el Sevilla acosaba la meta del Villarreal.

Pero, sin duda, el más emocionado el propio Bruno, internacional con España en diez ocasiones, que llegó a ver cerca la retirada.

«En este último año sí que llegué a pensar que no lo conseguiría», aseguró Soriano a la radio Cadena Ser.

– El apoyo del Cazorla –

El jugador no ocultaba el apoyo que fue para él su compañero Santi Cazorla, que estuvo casi dos años peleando con una lesión en el pie derecho, que a punto estuvo de retirarlo.

«Santi es un crack y me ha ayudado mucho», dijo Bruno a la emisora Cope.

Cazorla fue uno de los que el lunes recibió en el vestuario como un triunfador a un Bruno feliz por ayudar a su equipo en los últimos minutos.

En las imágenes publicadas por el club se ve como el jugador es recibido con aplausos, antes de pasar abrazándose con todos sus compañeros, que le corean «Bruno, quédate».

El capitán del Villarreal acaba contrato este año, pero el lunes se mostró enigmático sobre su futuro.

«Lo tengo claro y decidido, pero prefiero primero comentarlo con mi presidente y con el club», sentenció en Cope.

Sea cuando sea el final de su carrera, el castellonense puede presumir de haber sido diez veces internacional con España, después de su debut el 11 de agosto de 2010 en un amistoso contra México.

La selección española flamante campeona del mundo, ‘fichaba’ a Bruno Soriano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.