Hansi Flick, de técnico interino a aspirante al triplete

Berlín, 16 Jun 2020 (AFP) – El Bayern Múnico es otra vez campeón, un octavo título consecutivo para el club bávaro, y aspira al triplete, algo que parecía imposible cuando Hansi Klick tomó el mando del equipo en noviembre.

Flick fue nombrado entrenador interino cuando Niko Kovac fue cesado después de perder 5-1 contra el Eintracht Fráncfort, el peor resultado del equipo en Bundesliga desde 2009.

En esos momentos, a comienzos de noviembre, el Bayern era cuarto, a cuatro puntos del entonces líder, el Borussia Mönchengladbach.

Pero desde la llegada de Flick, el Bayern enderezó el rumbo y ha completado una segunda parte de la temporada magnífica: en 22 jornadas de Bundesliga al mando del nuevo técnico, 19 victorias, un empate y dos derrotas.

Y desde ese empate sin goles contra el Leipzig en febrero, el club bávaro suma 11 victorias consecutivas, las últimas siete logradas tras la reanudación del campeonato después del parón de dos meses por la pandemia del nuevo coronavirus.

Además, el Bayern se ha clasificado para la final de la DFL-Pokal, la copa alemana, que disputará contra el Bayer Leverkusen el 4 de julio en el Olímpico de Berlín. En agosto, si se cumplen los planes de la UEFA, el gigante alemán debería certificar su clasificación para los cuartos de final al tener que afrontar la vuelta de octavos contra el Chelsea con la ventaja del 3-0 logrado en Londres antes de que se detuviese la temporada por el COVID-19.

De lograr los tres títulos, Flick lograría le misma gesta que consiguió en 2013 Jupp Heynckes, en el único triple en la historia del equipo bávaro.

Fue precisamente el legendario Heynckes el que recomendó el fichaje de Flick a los dirigentes bávaros, que en abril decidieron ofrecerle un contrato hasta 2023 como premio a sus logros. «Ha devuelto el estilo con el que ganamos el triplete en 2013», justifico el presidente del Bayern Karl-Heinz Rummenigge cuando el técnico firmó su contrato durante el confinamiento.

«Para Jupp, Hansi es el perfil ideal para el Bayern», añadió Rummenigge.

Flick, que fue asistente de Joachim Löw en el Mundial de Brasil-2014, el que ganó brillantemente la ‘Mannschaft’, ha tenido un exitoso inicio en su etapa como primer entrenador del Bayern: tras la goleada 5-0 contra el Fortuna Düsseldorf a finales de mayo significó la 22ª victoria en sus 25 primeros partidos, incluidas todas las competiciones… Esos números mejoraban los de Pep Guardiola en la temporada 2013-2014, con 21 triunfos en 25 encuentros.

El mérito es mayor por cuanto, con el mismo plantel, Kovac sólo ganó cinco de los 10 primeros partidos del campeonato, en el peor inicio de temporada desde la 2010-2011.

– Müller rejuvenecido –

Además de por sus resultados, el técnico de 55 años ha destacado por mejorar el nivel del plantel, sobre todo en el caso del ‘rejuvenecido’ Thomas Müller.

Sentado en el banquillo por Niko Kovac, el campeón del mundo alemán no tardó en volver a formar una de las parejas más demoledoras en ataque junto al polaco Robert Lewandoski.

Ambos han estado directamente implicados (marcando o asistiendo) en 61 de los 93 goles anotados hasta ahora por el Bayern.

Flick también gestionó con sabiduría el rompecabezas defensivo tras las lesiones de larga duración de los que debían ser dos de sus puntales en la retaguardia: Niklas Süle y el francés Lucas Hernandez.

David Alaba abandonó el lateral izquierdo para pasar a formar una pareja de centrales muy efectiva junto a Jerome Boateng, que también parece estar viviendo una segunda juventud.

– El ‘Correcaminos’ –

Al desplazar a Alaba al eje de la defensa, Flick puso en el lateral izquierdo a Alphonso Davies y el joven canadiense de 19 años se ha convertido en la sensación de la temporada.

Una reciente jugada sintetizó lo aportado por Davies este curso: el pasado 26 de mayo, en el Bayern-Dortmund decisivo para la carrera por el título (que ganó el equipo bávaro por 1-0), el joven lateral, que se había incorporado al ataque, hizo un esprint de varias decenas de metros para acabar con una contra del rival, cuando Erling Haaland iba a encarar a Manuel Neuer.

Tras esa jugada, Müller le bautizó como el ‘Correcaminos’: «A veces el rival piensa ‘tengo tiempo, tengo tiempo’ y entonces… ‘¡bip, bip, bip, bip! El Correcaminos del Bayern llega y te roba la pelota», explicó el delantero, imitando el ruido que hacía este famoso personaje de los dibujos animados que nunca se dejaba atrapar por el Coyote.

A Davies se le registró un esprint de 35,4 km/h en el reciente triunfo ante el Düsseldorf.

Pese a los títulos y las estrellas que tiene el club bávaro, Flick ya piensa en posibles fichajes para la próxima temporada.

El técnico querría más velocidad por bandas, por lo que suenan nombres como los extremos del Manchester City Leroy Sane y el del Bayer Leverkusen Kai Havertz.

Para esos puestos, el Bayern ya cuenta con especialistas como Kingsley Coman, Serge Gnabry e Ivan Perisic, pero «cuando tienes grandes objetivos, quizás no sea suficiente», ha asegurado el técnico.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.