El Bayern Múnich, de nuevo campeón tras otra temporada ‘rock’n’roll’

Múnich, Alemania, 16 Jun 2020 (AFP) – Entonado en Champions, protagonista de otra crisis otoñal y obligado a despedir al patriarca… El Bayern Múnich ganó su 30º título de campeón alemán, el octavo consecutivo, tras una nueva temporada caótica. Como de costumbre.

Siete momentos importantes de un año excecpcional, debido al parón de dos meses por la pandemia de coronavirus:

1/ Coutinho decepciona, defensa diezmada

También te puede interesar

En octubre los dos centrales titulares se lesionaron de gravedad: el internacional alemán Niklas Süle (ligamentos cruzados de una rodilla) y el campeón del mundo francés Lucas Hernandez (ligamentos cruzados tobillo), fichado del Atlético por 80 millones de euros. Ambos estarán de baja varios meses.

El entonces entrenador Niko Kovac duda durante bastante tiempo y finalmente Hansi Flick, su sucesor, acierta con el dúo formado por David Alaba y Jérôme Boateng, con excelente rendimiento en 2020.

La llegada más esperada, el brasileño Philippe Coutinho, procedente del Barcelona y presentado como el jugador desequilibrante que necesitaba el gigante bávaro, ha estado por debajo de las expectativas, a pesar de sus ocho y seis pases decisivos tras la 32ª jornada.

2/ Terremoto ante el Tottenham

El 1 de octubre, el Bayern ganó 7-2 en Liga de Campeones en el feudo del Tottenham, finalista de la pasada edición. El internacional alemán Serge Gnabry se doctoró con cuatro tantos.

La prensa alemana e internacional destacaron «una señal lanzada a Europa» por el gigante alemán, que no ha ganado la gran competición desde 2013.

Su travesía europea se mantuvo impecable. En febrero, en la ida de octavos, volvió a conquistar Londres, con un 3-0 sobre el Chelsea que le deja prácticamente en cuartos. La vuelta debería disputarse en agosto en Múnich.

3/ La caída de Kovac

Pero el triunfo del Tottenham sirvió para esconder algunas carencias. Cinco victorias en los diez primeros partidos de Bundesliga. El vigente campeón no iniciaba tan mal una temporada desde el curso 2010/2011.

El equipo jugaba un fútbol sin chispa aburrido. Y los líderes del vestuario habían abandonado al entrenador.

El tiro de gracia para Kovac llegó en Fráncfort, ante su exequipo, que batió 5-1 al Bayern el 2 de noviembre.

Al día siguiente se anunció su despido y fue reemplazado por un desconocido para el gran público, su adjunto Hansi Flick.

4/ Adiós de Hoeness

Tras cuatro décadas de reinado, el legendario Uli Hoeness dejó en noviembre la presidencia del club a los 67 años.

En su amplia trayectoria la cifra de negocios pasó de 6 millones de euros (6,75 millones de dólares) a 750 millones de euros (844 millones de dólares). En el mismo periodo el gigante bávaro ha ganado 58 títulos, entre ellos 24 Bundesligas y dos Ligas de Campeones (2001 y 2013).

Su sucesor es Herbert Hainer, antiguo presidente del grupo Adidas.

5/ El éxito de Flick

En solo unas semanas los resultados y las cualidades humanas de Flick llevaron al éxito a este técnico de 54 años.

Desde su llegada el ‘Rekordmeister’ ha ganado 25 de sus 28 partidos (dos derrotas y un empate), contando todas las competiciones, con una media de tres goles por partido.

Modesto pero determinado, riguroso pero a la escucha de sus jugadores, conquistó a los pesos pesados del vestuario, que aprecian la libertad que les da en el terreno de juego.

6/ El coronavirus

Desde que el confinamiento se impusiera en Baviera en marzo, el Bayern estableció sesiones de entrenamiento colectivas por videoconferencia.

Con máquinas de correr y bicicletas estáticas, los jugadores se encontraron en línea para sudar juntos y mantener el contacto.

«Tenemos que hacer todo lo posible para reaccionar positivamente a la situación», explicó Flick.

El fútbol regresó, a puerta cerrada, y el gigante no había perdido su apetito: siete partidos y siete victorias, incluido el Klassiker ganado 1-0 al Dortmund el 26 de mayo.

7/ Un triplete en el horizonte

En el Bayern el ‘mínimo’ es lograr un título cada año. El equipo tiene la oportunidad además de conquistar la Copa, en la que jugará la final el 4 de julio ante el Bayer Leverkusen en el Estadio Olímpico de Berlín.

Y en agosto tendrá su oportunidad en la Liga de Campeones. La generación de menos de 25 años, con Süle, Pavard, Davies, Goretzka, Kimmich, Gnabry o Coman esperan emular a sus predecesores y levantar la Orejona.

cpb/jed/pm/mcd

ADIDAS

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.