LaLiga volvió con éxito matizado por falta de público y molestias físicas de jugadores

Madrid, 12 Jun 2020 (AFP) – La victoria del Sevilla 2-0 sobre el Betis marcó el jueves el exitoso retorno de una liga española cuajada de novedades y empañada sólo por la falta de público en los estadios por el coronavirus y molestias físicas en jugadores por inactividad.

«Sólo faltó la afición», tituló este viernes el diario As, para el que «el derbi sevillano con el que se reanudó LaLiga echó de menos el calor del público» en la primera de las once jornadas de fútbol hasta el final del campeonato.

El duelo entre los dos equipos sevillanos es uno de los más intensos del campeonato español, pero el miércoles en el estadio Sánchez-Pizjuán sólo se oían los gritos de los propios jugadores.

«Si hay un partido que aguanta mal la puerta cerrada es el derbi sevillano, una reunión que se disputa en la cocina, en la barbacoa, en el salón, en el dormitorio, en el bar, en la calle y en el césped», afirma este viernes el rotativo deportivo Marca.

La falta de público fue lo más llamativo en una vuelta del fútbol español, cuajado de pequeñas precauciones por una pandemia todavía presente.

Jugadores llegando al estadio con mascarillas, cinco cambios que permiten una convocatoria de 23 jugadores, obligando a los suplentes a repartirse por las gradas vacías con mascarillas y guardando las distancias de seguridad o la ausencia de los saludos entre los equipos muestran que este fútbol es distinto.

– Temor a las lesiones –

Y tras tres meses de parón y poco más de diez días de entrenamientos colectivos, aparecieron también las temidas molestias físicas.

«Lo que viene a ser en el juego, se vio a jugadores de Sevilla y Betis correr todos los metros. Los que pudieron hasta acabar con calambres y que sus fuerzas dijeran basta», escribe este viernes el diario Mundo Deportivo.

El técnico del Sevilla, Julen Lopetegui, expresó también su temor a lesiones, tras ver cómo algunos jugadores de los dos equipos acababan con molestias.

«Si no se hubieran hecho los cinco cambios los dos equipos hubieran acabados con nueve. Hemos tenido ocho entrenamientos y ahora tenemos que jugar cada tres o cuatro días», afirmó el técnico sevillista tras el partido, precisando que en su equipo «han terminado muy tocados todos».

El derbi sevillano presentado como el gran reinicio de LaLiga después de tres meses suspendida por el coronavirus, da paso este fin de semana a la reactivación de la carrera por el título entre el líder, el Barcelona, y el segundo clasificado, el Real Madrid.

«Duelo final», titula este viernes el diario deportivo catalán Sport, para el que «el Barça parte como gran favorito para ganar una liga que se jugará en once finales atípicas y con un calendario muy apretado».

– Vuelven los lesionados –

El Barça viaja el sábado a Mallorca con la intención de consolidar o ampliar su ventaja de dos puntos sobre los merengues, a los que arrebató el liderato en la última jornada antes de la suspensión del campeonato.

El equipo azulgrana contará para esta parte final del campeonato a Luis Suárez, recuperado de su operación de rodilla.

El uruguayo será una ayuda inestimable para el capitán Leo Messi, máximo goleador de la Liga con 19 tantos, apuntando a su séptimo trofeo ‘pichichi’, con lo que se convertiría en el jugador que más veces lo ha ganado superando los 6 del mítico delantero Telmo Zarra.

El Real Madrid, por su parte, recibirá el domingo al Eibar en el pequeño estadio Alfredo Di Stéfano de su ciudad deportiva, al tener su Santiago Bernabéu en obras.

El técnico Zinedine Zidane también recupera para esta última parte del campeonato dos importantes piezas como son Eden Hazard, recuperado de su operación en el tobillo, y Marco Asensio, repuesto de la intervención del ligamento anterior cruzado y el menisco de la rodilla izquierda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.