A un año de la Eurocopa, la UEFA tiene aún muchas cosas por reflexionar

París, 10 Jun 2020 (AFP) – En otras circunstancias, los ojos del mundo del fútbol estarían dirigidos a Roma, donde este viernes habría comenzado la Eurocopa-2020, pero su aplazamiento por un año ha llevado a la UEFA a considerar cambios sin precedentes en el torneo en una Europa sacudida por la pandemia del coronavirus.

La competición mantendrá su nombre de Eurocopa-2020 cuando comience el 11 de junio de 2021, supuestamente en el Estadio Olímpico romano, que debería albergar el partido inaugural entre Italia y Turquía.

Así estaba programado antes de que la crisis sanitaria forzara a la UEFA a decidir a mediados de marzo, cuando Europa era el epicentro de la pandemia, posponer el torneo doce meses.

Tres meses después, Europa sigue traumatizada por el impacto del COVID-19, que ha provocado más de 180.000 muertos en el continente y otros dos millones de casos en total.

Italia, uno de los 12 países sede de un torneo que por primera vez se organizaba en más de dos naciones, sufrió más de 34.000 fallecidos, solo superado con más de 40.000 decesos por el Reino Unido, cuya capital, Londres, es otra de las sedes, en la que se jugarán, entre otros partidos, las semifinales y la final.

Muchos países europeos comienzan a salir progresivamente del confinamiento, pero sus economías han quedado muy impactadas y existen temores a una segunda ola de infecciones.

Las restricciones a los viajes internacionales tardarán un tiempo en levantarse y posiblemente lleve más tiempo aún que los diferentes gobiernos autoricen concentraciones suficientes como para llenar los estadios de la Eurocopa.

– ¿Cambios de sedes? –

Dos son las grandes incógnitas que la UEFA debe resolver, cuando la confederación aún recibe críticas de los ecologistas por su decisión de celebrar el torneo de 24 equipos en 12 países diferentes, con partidos en localidades tan alejadas unas de otras como Dublín de Bakú.

Quizá por ello, el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin admitió recientemente que el número de sedes podría reducirse. En una entrevista al canal beIN Sports, reconoció «algunos problemas» con tres ciudades.

«Tenemos que seguir negociando y, en principio, lo haremos en 12 ciudades. Pero si no, estamos listos para hacerlo en diez, nueve u ocho», añadió Ceferin.

Una reunión clave del Comité Ejecutivo está prevista para el próximo miércoles, 17 de junio, tras la cual podrían anunciarse cambios al respecto, así como referentes a la Liga de Campeones, suspendida desde marzo y que se completará en agosto.

No está claro cuáles son las sedes que podrían salir de la Eurocopa, aunque los organizadores de Glasgow ya han precisado que la ciudad escocesa no es de las afectadas.

La otra cuestión es qué hacer con las entradas vendidas para el torneo antes de su aplazamiento.

Y debe reprogramar las eliminatorias que decidirán los últimos cuatro clasificados para la Eurocopa. Lo que sí ha confirmado la UEFA es que se mantiene la edición 2020-2021 de la Liga de Naciones.

El aplazamiento del torneo no ha sido forzosamente una mala noticia para las selecciones nacionales.

Por ejemplo, el seleccionador inglés Gareth Southgate hubiera tenido que prescindir seguramente de dos de sus estrellas, Harry Kane y Marcus Rashford, lesionados gran parte de esta temporada y que ahora tendrán más tiempo para recuperarse de cara a junio próximo.

«En un momento, estábamos mirando (opciones) sin Marcus Rashford y Harry Kane, o en el mejor de los casos, tenerlos sin mucho fútbol», declaró Southgate a Sky Sports.

«La forma del equipo será mejor dentro de un año, pero después tienes que ir y demostrar eso en la cancha», añadió.

Y el primer equipo clasificado en el ráking FIFA, Bélgica, se dio prisa para renovar hasta 2022 a su técnico, el español Roberto Martínez.

Holanda, otro de los países-sede, recuperará a otra de sus estrellas, Memphis Depay, que se ha perdido casi toda la temporada por una lesión en la rodilla, además de que su seleccionador, Ronald Koeman, tendrá más tiempo para recuperarse del problema cardíaco por el que fue hospitalizado en mayo.

Aunque para Portugal, vigente campeón continental, el aplazamiento puede suponer un contratiempo, porque su gran estrella, Cristiano Ronaldo, tendrá 36 años cuando se juegue la final de la Eurocopa en 2021.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.