Lucas Hernández, un suplente muy caro para el Bayern

Berlín, 29 Mayo 2020 (AFP) – Lucas Hernández, campeón del mundo con Francia en 2018 y fichado el año pasado al Atlético de Madrid por 80 millones de euros (88 millones de dólares), no ha conseguido hacerse un hueco en la defensa del Bayern Múnich y es un suplente de lujo con un futuro muy incierto.

El pasado martes jugó apenas cinco minutos en el partido crucial en Dortmund, en el que el club bávaro dio un gran paso hacia el título de la Bundesliga con un triunfo por 1-0.

Su entrenador, Hansi Flick, admitió que Hernández no tiene por ahora sitio en sus planes.

«Estoy muy satisfecho con su actitud, se entrega siempre al 100%, pero la situación actual es que confiamos en nuestro cuarteto defensivo», afirmó, en alusión a Benjamin Pavard, Jérôme Boateng, David Alaba y Alphonso Davies.

La sentencia parece clara y se traduce en cifras: en los tres partidos del Bayern tras la reanudación del campeonato a mediados de este mes después del parón por el nuevo coronavirus, el defensa de 24 años acumula apenas 22 minutos en el césped.

El que fue el jugador más caro adquirido por el Bayern y el segundo defensa más costoso de la historia (por detrás de Virgil Van Dijk, del Liverpool) estuvo esta temporada lesionado durante bastante tiempo y eso le frenó en su adaptación a Alemania.

– Seis veces titular –

A finales de octubre se dañó en un tobillo y estuvo de baja tres meses. En total ha sido titular apenas seis veces esta temporada en la Bundesliga y dos en la Liga de Campeones.

En su ausencia, el panorama en el Bayern cambió, con el despido a principios de noviembre de Niko Kovac y su reemplazo por su entonces ayudante, Hansi Flick, que instaló una nueva defensa que se ha consolidado.

David Alaba, el talento austríaco polivalente que jugaba como lateral, fue resituado en el centro, donde ha convencido. El veterano de 31 años Jérôme Boateng parece vivir una segunda juventud y está muy sólido igualmente como defensa central, con precisos pases de cuarenta metros y una gran potencia en los duelos con los atacantes rivales.

En la banda izquierda, la de Hernández en la selección de Francia, el joven canadiense Alphonso Davies es la revelación de la temporada. Y en el lado derecho de la defensa, el también francés Benjamin Pavard parece una pieza intocable.

– Rumores de traspaso –

Recientemente, Flick ha elogiado a Boateng y sobre todo a Alaba, a quien pretende reconvertir definitivamente en central: «Le he dicho que le veía bien siendo un defensa central. Sus progresos en ese puesto son fantásticos».

Todo son señales inquietantes para Lucas Hernández, que si sigue en el Bayern tendrá además en la próxima temporada la competencia de Niklas Süle, central de la selección de Alemania, lesionado en este curso.

Las webs especializadas no han tardado en citar a Hernández como un posible traspaso del Bayern. Su agente, Manuel García Quilón, ha tenido incluso que desmentir con firmeza en los últimos días un rumor de una próxima salida hacia el Newcastle inglés.

Por ahora, la adaptación del ex ‘colchonero’ al campeón de Alemania no está a la altura de las expectativas generadas con su fichaje: «Está claro, va a tener tiempo en este esprint final (de la temporada) porque habrá que hacer rotaciones para dar descanso al plantel», pronostica la revista Kicker. «Pero el Bayern no le fichó para eso y esa no debe ser su ambición», estima.

El sábado, el Bayern recibe al Fortuna Dusseldorf (16h30 GMT) en Múnich y puede que Hernández tenga ahí una oportunidad con la que quitarse el mal sabor de boca que está teniendo en el plano personal esta primera temporada en el fútbol alemán.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.