Gremio debuta con triunfo 2-0 ante América de Cali en el Grupo E de Libertadores

Cali, Colombia, 4 Mar 2020 (AFP) – Gremio de Porto Alegre inició este martes con pie derecho su periplo por el Grupo E de la Copa Libertadores-2020 al vencer 2-0 al América de Cali en Colombia.

Los hombres de Renato Portaluppi se llevaron los tres puntos con anotaciones del defensa Víctor Ferraz (15) y del volante Matheus Henrique (50), en el estadio Pascual Guerrero de la ciudad de Cali (suroeste).

Con merecimiento e inteligencia táctica, el tricolor gaúcho dio un golpe de autoridad ante el campeón colombiano, que volvió a competir en el certamen internacional tras once años de ausencia, un lapso en el que incluso se batió en la segunda división cafetera.

Tras la primera jornada, Gremio terminó segundo del Grupo E por detrás de su acérrimo rival, Internacional de Porto Alegre, que más temprano venció 3-0 a la chilena Universidad Católica.

En la siguiente salida, el 10 de marzo, los Diablos Rojos visitarán a la Católica, mientras que, dos días después, los brasileños chocarán en el clásico de Porto Alegre en el Arena do Gremio.

– Peso copero –

El entusiasmo escarlata por volver a la Libertadores quedó en declaraciones para ambientar un partido.

Gremio, semifinalista en la versión de 2019, mostró su intención de llevarse el botín desde los primeros segundos a base de presión alta y recuperación en terreno ajeno, aunque se llevó sus sustos ante un rival dispuesto a hacer recordar su temeridad de antaño.

Los mediocampistas gaúchos, Maicon, Matheus Henrique y Lucas Silva, supieron copar los espacios y forzar al América a replegarse, aunque sin provocar riesgos.

La presión de los visitantes se fue desvaneciendo a medida de que los Diablos Rojos subieron líneas y obligaron a que el armado brasileño recayera en los defensas.

Con la pelota en los pies, los cafeteros avisaron con un remate del volante Carlos Sierra, a unos 30 metros, que picó antes de llegar a Vanderlei y se fue a centímetros del palo izquierdo.

La despabilada cafetera fue tenue porque Ferraz los bañó con hielo cuando el reloj marcaba el cuarto de hora.

El zaguero definió como killer tras un tiro libre de Silva. La pelota parada amortiguó en la barrera y en Diego Souza, y quedó en los pies del lateral derecho, cuyo disparo suave doblegó a Éder Chaux.

La anotación, curiosamente, despertó al América. Su ofensiva se despabiló y empezó a cargar.

El argentino Pisano edificó el despertar, en el 43, con un zurdazo al borde del área que chocó en el palo derecho del portero. Un minuto después, Vanderlei desvió un cabezazo alto y potente de Rangel.

– Estocada –

Pero el preludio del avivamiento del América fue un espejismo. Al regresar de los vestuarios los gaúchos liquidaron el encuentro y la moral de sus adversarios.

Matheus Henrique, destacado en la clasificación brasileña a los Olímpicos de Tokio, desenfundó un derechazo inatajable para Chaux tras recibir de Everton, que pasó desapercibido en tierras caleñas.

El arquero de la selección tricolor estiró sus 189 centímetros de estatura pero el balón se coló por su palo lejano.

El tanto del juvenil fue una auténtica estocada. Los dirigidos por Alexandre Guimaraes -brasileño nacionalizado costarricense- intentaron a partir de los reflejos de quien de a poco se queda sin vida.

El dominio del balón no se tradujo en riesgo en el arco del eficiente Vanderlei, cuyo predio se mantuvo prácticamente despoblado en la segunda parte gracias a que el once de Porto Alegre mantuvo el planteamiento del primer tiempo.

Guimaraes intentó acortar distancias con el ingreso de los mediocampistas Juan David Pérez y Jhon Arias, pero la estrategia falló, como la aspiración escarlata de regresar por la puerta grande a la esquiva Libertadores, cuyo trofeo se le ha escapado en cuatro ocasiones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.