El Top 8 del Mundial

Ocho equipos aspiran a ganar la Copa del Mundo, pero ¿realmente son las mejores selecciones del planeta?

Previo a Rusia 2018 el mundo sufrió con la eliminación de Italia y Holanda, países que en distintas épocas han maravillado con su futbol, pero que esta vez fracasaron en su intento de participar en la máxima fiesta del balompié.

No menos atónitos quedamos todos al ver salir por la puerta de atrás a Alemania, pero los campeones defensores no se fueron solos, ya que detrás de ellos se fueron Argentina, España y Portugal.

El caso de Alemania será motivo de análisis durante años, porque los teutones tienen un buen equipo, mezcla de jugadores jóvenes con elementos de experiencia y un técnico que ha mostrado su capacidad. Es inconcebible pensar en que los germanos hayan caído en exceso de confianza por el grupo “fácil” que les tocó, pero algo de eso puede haber en la ensalada de ingredientes que causaron este fiasco.

De Argentina hay que decir que algunos comentaristas se plantean la interrogante sobre si realmente el equipo albiceleste es una potencia. Si vemos que sus dos copas las ganó en 1978 (con juego amañado incluido) y en 1986, en la plenitud de Diego Armando Maradona, y desde entonces no ganaron nada, la pregunta tiene validez, sobre todo al ver la forma como se clasificaron en ese juego “raro” contra Ecuador. La eliminación de los gauchos tenía que darse más temprano que tarde y se dio.

A España es obvio que le afectó el cambio de entrenador dos días antes del mundial, pero también le hizo daño la obsesión por el toque-toque-toque que marea a los adversarios, pero también a ellos mismos, y termina aburriendo a los aficionados. Eso obliga a la Roja a replantear para el futuro si quieren seguir con ese estilo o si dan el paso para modernizar sus sistemas y métodos de trabajo y de juego.

Lo de Portugal era predecible, porque el campeón de Europa es Cristiano Ronaldo y si el rival lo saca del área y le cierra los espacios, no hay ningún otro jugador que pueda echarse el equipo al hombro.

En síntesis, de los “grandes” eliminados podríamos pensar que Alemania y España podrían haber estado en el Top 8, pero no están.

De los que sí avanzaron habrá que resaltar el hecho de que Brasil, Uruguay y Chile son hoy por hoy los mejores de Sudamerica, a pesar que los andinos fallaron en la eliminatoria. Por eso no extraña que la Canarinha y la Celeste estén en esta instancia, aunque desafortunadamente tendrían que enfrentarse si ambos ganan su partido de Cuartos.

Entre los europeos destaca Francia, que tiene un equipo muy equilibrado, con talento en el medio y explosividad en el ataque, lo que lo pone en primera línea para llegar lejos. Un peldaño atrás están Croacia, Suecia, Bélgica e Inglaterra, quedando un poco más rezagada Rusia, pero sin perder de vista que la localía puede inclinar la balanza a su favor.

En fin, podríamos aplicar aquella frase de que “no están todos los que son, ni son todos los que están”, pero ellos sortearon sus eliminatorias, sus grupos y sus juegos de Octavos de Final, por lo que no hay que buscarle tres pies al gato y darles el reconocimiento como los ocho mejores de esta Copa del Mundo.

Fotografía: FIFA.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.