Baño de humildad para el Real Madrid

El Clásido del Futbol de España se definió con un contundente 0-4 a favor de los catalanes, lo que bajó de la nube al equipo líder de La Liga

MADRID – El FC Barcelona dio el golpe definitivo para consumar su gran recuperación, al golear al Real Madrid en el clásico de las camisetas alternativas, como se ha hecho llamar, tras jugar el Real Madrid de negro, en homenaje a su 120 cumpleaños, y el FC Barcelona con los colores de la seneyera (los de la bandera de Cataluña).

Desde el inicio del partido se observó un claro error de Carlo Ancelotti, que por querer llenar el vacío de Karim Benzema, terminó desarmando su medio campo al colocar a Modric de “falso nueve”, lo que se sumó a cierto aire de superioridad de los capitalinos, que quizá pensaron que con solo presentarse a la cancha iban a ganar. En resumen, ni solucionó la ausencia del francés y perdió la consistencia de la CMK.

Aunque la primera gran oportunidad fue del Real Madrid, con un remate raso de Valverde en el minuto 6, la contestación del Barcelona fue inmediata y en el minuto 12 Courtois tuvo que hacer un tremendo paradón ante Aubameyang y Dembélé.

El partido estaba igualado hasta que en el minuto 29 Aubameyang marcó de cabeza el 0-1 tras un gran centro de Dembélé, que no tuvo oposición de Nacho y tampoco de Alaba, que pudo despejar de cabeza pero intentó hacerlo con el botín, lo que dejó todo servido para el remate del ex del Arsenal para adelantar al Barcelona.

En el 35 estuvo a punto de aumentar la distancia por medio de Aubameyang, y el Real Madrid pudo igualar en el 36 con un mano a mano de Vinicius con Ter Stegen, pero el brasileño quiso fingir un penal en lugar de definir y el que no los hace…

Y es que apenas dos minutos después, cuando Vinicius aún reclamaba el inexistente penal provocando la distracción de todo su equipo, lo que llegó fue el gol de Araujo en el minuto 38 tras un saque de esquina de Dembélé rematado de cabeza por el defensa uruguayo para hacer que el equipo catalán se fuera al descanso 0-2.

En la segunda parte entraron Camavinga y Mariano, por Kroos y Carvajal, pero nada cambió, porque los visitantes estaban más enchufados y los madridistas seguían absolutamente desconectados en el partido.

Por eso no extrañó que llegara el 0-3 en el minuto 47 por medio de Ferran Torres, que en los primeros segundos del complemento se había comido una anotación, pero esta vez aprovechó un un gran tacón de Aubameyang para que el ex del City hiciera el tercer tanto de los visitantes, liquidando cualquier intento de reacción del Madrid.

En el minuto 53 el Barcelona aumentó la distancia tras revisarse la jugada en el VAR, gol de Aubameyang en una jugada que los locales no defendieron bien por creer que Ferran Torres estaba adelantado. 0-4.

En los siguientes minutos pudo suceder una catástrofe aún mayor, pero en el minuto 58 Aubameyang cruzó demasiado su remate, al 73 fue Dembélé quien tuvo otra oportunidad que se perdió por poco, y hubo otras tantas buenas intervenciones de Courtois para evitar un marcador aún más escandaloso.

Y aunque el Madrid lo intentó de manera desordenada con Alaba y Valverde, el dominio culé era total y nunca hubo claridad en el ataque madridista.

El FC Barcelona ganó el clásico con una tremenda claridad y superioridad, eso sí, está rezagado doce puntos respecto al Real Madrid, pero es una magnifica victoria en lo moral, que llenará de mucha confianza a la plantilla de aquí a final de la temporada.

Por su parte, el Real Madrid demuestra su dependencia total de Karim Benzema, ausente en el día de hoy. Mal partido de los madridistas, aunque siguen con todas las opciones de ganar el título de Liga, tras mantener muchos puntos de distancia con sus perseguidores en la clasificación; de hecho, tiene nueve por encima del Sevilla, segundo en la tabla.

Eso sí, el descalabro de hoy le debe servir al Real Madrid como una lección para no relajarse en las nueve fechas pendientes, y también al técnico Ancelotti, para darle confianza a los sustitutos naturales de quienes resulten ausentes por cualquier circunstancia, en lugar de ponerse a inventar el agua azucarada. Por su parte, el Barcelona se afianza en los puestos de Champions League y ahora tiene aspiraciones para pelear por la segunda posición, algo que intentará en lo que queda de torneo.

En los otros partidos celebrados hoy domingo; el Sevilla empató 0-0 con la Real Sociedad, el Cádiz ganó 1-0 al Villarreal, gol de Rubén Sobrino, el Espanyol ganó 1-0 al Mallorca gol de Raúl De Tomás. y el Celta de Vigo empató 0-0 con el Real Betis.

Ahora viene el parón de selecciones, por lo que la jornada 30 se jugará hasta el fin de semana del 2 y 3 de abril.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.