Sin receso

Entre septiembre y marzo se realizará la Octagonal que definirá a los tres clasificados de Concacaf para el Mundial de Catar 2022 y la selección que irá al repechaje.

Durante ese tiempo Guatemala no tendrá participación oficial, pero no podemos quedarnos de brazos cruzados, ya que no jugar significará estancarnos o retroceder en el ranking, lo que hace obligado buscar rivales para ocupar todas y cada una de las fechas FIFA.

El problema es contra quién vamos a jugar, si los mejores del área van a estar buscando el boleto mundialista y no son muchos los que quieran tener amistosos con nosotros, pero esa es la tarea de los contratistas y promotores, porque no podemos darnos el lujo de quedarnos sin actividad.

Cierto es que luego del enorme ridículo que hicimos contra Curazao y Guadalupe, sin contar el baile que nos dio El Salvador, lo mejor podría ser escondernos para sanar las heridas, pero a mediano plazo eso nos podría pasar factura.

Así que el camino es nombrar un técnico interino y jugar los amistosos con una amplia base de futbolistas jóvenes, para que tengan el suficiente rodaje cuando llegue el momento de los partidos oficiales y que el nuevo entrenador no tenga que comenzar de cero.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el jueves 22 de julio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.