El “Canche” más azul que nunca

El portero se despide de Comunicaciones

GUATEMALA. Así fue el camino que alejó a Kevin Moscoso de Comunicaciones y lo amarró a Cobán Imperial.

El portero de Cobán Imperial y de la Selección Nacional, Kevin Moscoso, dejó de formar parte de Comunicaciones tras cinco años en los que defendió los colores de la institución, pero la oportunidad nunca llegó para ser el arquero titular del club.

Moscoso tuvo un buen desempeño con el equipo filial Crema en la Primera División,  pero para el Torneo Clausura 2020 fue parte del Deportivo Siquinalá con el que brilló e intentó colaborar para salvar al equipo. Esto no pasó desapercibido por Cobán Imperial, que fijó sus ojos en el portero.

El guardameta llegó a las filas de los príncipes azules para este Torneo Apertura 2020, y sus buenas intervenciones bajo los tres palos ocasionaron que la directiva de Cobán y él, pagaran la cláusula de recisión a Comunicaciones la cual fue de aproximadamente sesenta mil quetzales para que quedará libre. «Cobán y yo pagamos la clausula que fue de sesenta más o menos (Q60,000.00). Fueron cerca de cinco años en el equipo pero seguiré ahora en Cobán», comentó a Guatefutbol.com.

Con la noticia confirmada el portero envió un emotivo mensaje a los aficionados albos, diciendo. “Eternamente agradecido con la verdadera afición Crema. Los llevo en el corazón, un abrazo grande”, manifestó.

De momento, Kevin Moscoso es parte de los seleccionados que están trabajando en el CAR, en la preparación del equipo guatemalteco que se prepara para el amistoso contra Puerto Rico el cual será el viernes 22 de enero.

Comente esta nota y compártala con sus amigos. Gracias.

2 Comentarios
  1. Juan Sebastián Crespo dice

    Con esta buena decisión, los Príncipes Azules tienen arquero de gran calidad para varios años.

  2. Mario G. dice

    Vaya un guardameta más del montón, nada excepcional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.