Después de Platini, turno de Blatter ante la justicia suiza

Berna, Suiza, 1 Set 2020 (AFP) – Investigado desde 2015 por la justicia suiza, el expresidente de la FIFA Sepp Blatter se explica este martes sobre los 2 millones de francos suizos (1,8 millones de euros; 2,2 millones de dólares) pagados a Michel Platini, un caso que dejó a estos dos antiguos aliados fuera del fútbol mundial.

Acompañado de su abogado, una leve sonrisa en los labios, el suizo llegó poco después de las 07H00 GMT a la sede del Ministerio Público de la Confederación (MPC) en Berna, donde el excapitán de la selección francesa fue interrogado el día anterior por los mismos hechos.

«Este es el momento en el que empezamos a hablar de este caso que dura cinco años, y sobre el que nunca me han preguntado, por lo que estoy feliz de poder dar información al respecto», declaró el exdirigente bajando de su vehículo.

No se sabe cuánto durará su audiencia pero el lunes Platini, que también llegó a primera hora de la mañana, respondió a las preguntas del fiscal Thomas Hildbrand hasta el mediodía.

Sepp Blatter es blanco de una investigación desde septiembre de 2015 por «gestión desleal», tras el descubrimiento del pago consentido por la FIFA a Michel Platini de 2 millones de francos suizos a principios de 2011, por un trabajo de asesoría en el periodo 1999-2002.

– Platini apartado –

Este caso le valió a Blatter, de 84 años, y a Platini una suspensión de varios años de toda actividad relacionada con el fútbol: el suizo ya había dimitido en junio de 2015 por el enorme escándalo de corrupción que sacudió a la FIFA, pero el francés tuvo que renunciar a postularse en 2016 al frente de la institución, para lo que partía como favorito.

Michel Platini ve en este caso «una colusión entre la justicia suiza y una camarilla en el interior y el exterior de la FIFA», con el objetivo de eliminarle «de la elección a la presidencia», dijo el pasado abril a la AFP.

Pero aunque la suspensión del legendario 10 de los ‘Bleus’ terminó el año pasado, la fiscalía suiza acaba de extender sus investigaciones y ahora persigue a Platini por «complicidad de gestión desleal, malversación y falsificación de títulos».

Antiguos aliados con relaciones tumultuosas, Blatter y Platini repiten desde hace cinco años que esta suma es un remanente de salario correspondiente a un acuerdo al que llegaron en la primavera de 1998. El suizo, que entró en la FIFA en 1975 como director de desarrollo, buscaba en ese entonces el apoyo del triple Balón de Oro para situarse al frente de la FIFA.

– ¿Contrato oral? –

«La suma fue validada por la comisión de finanzas. Esto no puede calificarse de criminal», explicó recientemente a la AFP Blatter, declarándose «tranquilo» antes de este nuevo interrogatorio.

Pero la FIFA lamenta por su parte la ausencia de un contrato escrito que previera tal remuneración, y reclama el reembolso desde finales de 2019 a Platini ante la justicia civil suiza.

El caso es todavía más complejo en tanto que existe un «convenio» escrito firmado en 1999, después del ascenso de Sepp Blatter a la presidencia de la FIFA: pero prevé un salario de 300.000 francos suizos (unos 270.000 euros) por año para Platini, lejos del millón anual reclamado por el exfutbolista.

Tanto Platini como Blatter han justificado esta brecha por los «problemas de liquidez» que sufría la FIFA en aquel momento. Ambos habrían previsto que la diferencia de salario se pagaría posteriormente, olvidándose simplemente de precisarlo por escrito, relató el Tribunal Arbitral del Deporte en una decisión emitida en 2016.

Además de este caso, que también afecta al exsecretario general de la FIFA Jérôme Valcke y al exdirector financiero Markus Kattner, la justicia suiza ha abierto en los últimos cinco años una veintena de procesos relacionados con el órgano supremo del fútbol. Ninguno ha terminado todavía.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.