Clubes chilenos de la Libertadores preocupados por protocolos para reanudar la Copa

Santiago, 17 Ago 2020 (AFP) – El Colo Colo y la Universidad Católica, equipos chilenos que disputan la Copa Libertadores, están preocupados debido a que las autoridades chilenas aún no aceptan el protocolo sanitario que la Conmebol estableció para la reanudación del torneo continental.

La Conmebol dio plazo hasta el jueves a las autoridades sanitarias sudamericanas para que den su consentimiento a este protocolo y así poder reanudar la Copa Libertadores el 15 de septiembre y la Sudamericana el 27 de octubre. En caso contrario, los equipos deberán buscar sede fuera de sus países para disputar los partidos.

«Estamos a un mes de enfrentar a Peñarol y es bien complejo todo. ¿Qué pasará cuando salgamos de Chile y al regreso debamos hacer cuarentenas de dos semanas?», dijo Harold Mayne Nicholls, dirigente de Colo Colo, equipo que recibiría en Santiago al uruguayo Peñarol el 15 de septiembre por el grupo C de la Libertadores, en decaraciones este lunes al diario El Mercurio.

«Esperamos que la autoridad sanitaria apruebe los protocolos Conmebol. La ANFP (federación chilena) está trabajando con el Ministerio de Deporte para lograr los permisos», manifestó, por su parte, Juan Tagle, presidente de Universidad Católica, que recibiría el 16 de septiembre al brasileño Gremio, por el grupo E.

Los protocolos incluyen medidas para recibir a equipos del exterior y las condiciones en las que se disputarán los partidos.

La ministra del Deporte, Cecilia Pérez, manifestó que ve «avances» en las negociaciones con la ANFP pero fue tajante al afirmar que la decisión final «la tomará Chile considerando el contexto sanitario, no la Conmebol ni otro organismo».

Chile presenta más de 387.000 casos de coronavirus y sobre los 10.500 decesos confirmados desde el 3 de marzo, cuando se detectó el primer caso. El gobierno ha desconfinado a 13 de las 52 comunas de Santiago donde se disputarían los encuentros.

Pero mantiene medidas restrictivas a nivel nacional como la prohibición de eventos masivos, el uso obligatorio de mascarillas y el cierre de las fronteras.

Tras cinco meses suspendido, el torneo del fútbol chileno retornaría el 28 de agosto, según la federación local.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.