Equipo de fútbol femenino se retira de torneo de EEUU por contagios de covid-19

Miami, 22 Jun 2020 (AFP) – El equipo Orlando Pride, de la liga femenina de fútbol de Estados Unidos (NWSL), anunció este lunes que no participará en un torneo previsto para arrancar este fin de semana al registrar casos de coronavirus entre jugadoras y empleados.

Tras las pruebas realizadas «se determinó que lo mejor para la salud y la seguridad de las jugadoras, el personal y el resto de la liga sería que el Pride se retire voluntariamente» de la competición, dijo la franquicia en un comunicado en el que no detalló el número de casos ni identidades.

En otra declaración, la NWSL dijo que fueron seis jugadoras y cuatro empleados quienes dieron positivo en test de COVID-19 y confirmó que la celebración del torneo sigue adelante.

«La salud y la seguridad de nuestras jugadoras y personal es nuestra prioridad número uno y nuestros pensamientos están con aquellas jugadores y personal que luchan contra esta infección», dijo la comisionada de la liga, Lisa Baird.

«Todos estamos obviamente decepcionados, pero en el entorno actual, esta es una situación para la que nos hemos preparado y ahora ajustaremos nuestros planes y horarios», afirmó.

La liga femenina, formada por nueve equipos, tiene previsto volver a la actividad el sábado con el comienzo de la NWSL Challenge Cup, un torneo de un mes que se celebrará en dos canchas sin espectadores del estado de Utah, con medidas de seguridad para resguardar a los participantes.

Varias de las estrellas de la liga, entre ellas la actual Balón de Oro femenino de la FIFA, Megan Rapinoe, ya habían declinado participar en el torneo.

El Orlando Pride dijo que todos los casos de contagio en su organización «fueron asintomáticos».

«Las jugadores y el personal han recibido atención médica y estarán aislados durante al menos 14 días. Además, se ha notificado a quienes puedan haber tenido un contacto estrecho» con estas personas, dijo el equipo.

Con este campeonato, la NWSL regresará a la actividad antes que la liga de fútbol masculina (MLS) y otras competiciones deportivas como la NBA que tienen previsto reactivarse en julio.

La NWSL Challenge Cup, cuya participación es voluntaria para las jugadores, será un torneo de 25 partidos que se jugarán en el Rio Tinto Stadium de Sandy y el Zions Bank Stadium de Herriman, cuya final se disputará el 26 de julio.

A finales de mayo, medios estadounidenses habían avanzado que muchas jugadoras de la selección estadounidense, campeona de las dos últimas Copas del Mundo, estaban estudiando si participar en la NWSL Challenge Cup por preocupaciones relacionadas con el coronavirus.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.