Un Eurocopa de fútbol que sí se jugará, la de pueblos de montaña

Gspon, Suiza, 17 Mayo 2020 (AFP) – La Eurocopa de fútbol, prevista en junio-julio de 2020 y después aplazada, no resistió a la pandemia del coronavirus. Pero otro campeonato continental debe tener lugar: el de pueblos de montaña, programado a finales de agosto en Gspon, aldea suiza situada a 1.899 metros de altitud.

Accesible únicamente en teleférico y que cuenta con terreno nevado hasta mayo, Gspon, en lo alto de las cumbres del Cantón del Valais, albergará por segunda vez esta Eurocopa amateur, creada en 2008 y organizada cada cuatro años, como la profesional.

La idea del torneo germinó en la cabeza de Fabian Furrer, habitante del pueblo y editor de revistas de deporte, que comparte su vida entre Berna y esta pequeña aldea de 585 habitantes, donde en invierno «las pistas de esquí atraviesan los terrenos de fútbol».

Organizada por el FC Gspon, la primera edición se disputó en 2008. La segunda en 2012, en Kleinarl (Austria), a 1.014 metros de altitud, y la tercera en Morzine (Francia), en 2016.

– Holanda participa también –

Programada en principio en junio de 2020, como la verdadera Eurocopa, fue aplazada unas semanas y debe jugarse del 28 al 30 de agosto.

«Nadie tiene la garantía absoluta de que el torneo pueda disputarse como estaba previsto, pero ya las medidas sanitarias se están suavizando en todos los sitios, por lo que hacenos todo lo posible para estar listos», afirma Furrer.

«Crucemos los dedos para que el torneo se dispute y para que podamos acudir a él», confía Gary Christian, entrenador y centrocampista del equipo de Peel St Germain, del pueblo de Peel, en la isla inglesa de Man.

Nueve equipos están inscritos este año. Morzine representa a Francia, Kleinarl a Austria y Piedimulera a Italia.

Más sorprendente es que Holanda también participe, con el pueblo de más altitud del país, Vijlen, apenas 200 metros sobre el nivel del mar. Suecia, Alemania y Bélgica también están representadas.

Para participar, existen algunos criterios. Cada equipo debe ser amateur y jugar entre las divisiones nacionales séptima y undécima «para evitar grandes diferencias de nivel de juego», explica Thierry Marchand, restaurador y entrenador de Morzine.

– Campo Ottmar Hitzfeld –

En cuanto a la apelación «pueblo de montaña», parece un término muy abierto en su interpretación. De este modo, Peel, en la costa este de la isla de Man, está solo cien metros por encima del nivel del mar de Irlanda, pero es paso obligado del ‘Tourist trophy’, la famosa carrera de motos disputada en las carreteras de la isla desde hace un siglo y apodada ‘The Mountain Course’.

Apoyado por el Cantón del Valais y varios patrocinadores, el torneo ha recibido el respaldo de personalidades del fútbol, como Ottmar Hitzfeld, exseleccionador de Suiza, que dio su nombre al terreno sintético, inaugurado en 2009.

El campo de fútbol, uno de los más altos de Europa, está construido al borde de un precipicio.

«Si el balón pasa por encima de la red de protección, se pierde definitivamente», afirma Marchand, antiguo defensa y actual presidente del club de Morzine.

Pero sobre todo, en esta altitud, «nos cansamos más rápido. E incuso si jugamos todo el año a 1.000 metros, jugar a 2.000 demanda una gran condición física», añade.

«La altitud es una verdadera preocupación», confirma Christian. «Sobre todo cuando como nosotros se superan los 40 años de edad», añade este contable, seguidor del Manchester United.

Afirma estar impaciente por disputar el torneo, ya que echa «terriblemente en falta» el fútbol desde la crisis del coronavirus. Y representar a la isla de Man, conocida por el estrella ciclista Mark Canvendish, pero que no ha visto nacer a ningún futbolista de renombre, «salvo nosotros», afirma, bromeando.

ebe/jed/ll/psr/mcd

MANCHESTER UNITED

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.