En medio de la pandemia, el Barcelona presionado por sus salarios

Madrid, 6 Abr 2020 (AFP) – Para el Barcelona, el club con más ingresos del mundo, estos tiempos de parón del fútbol mundial por la pandemia del nuevo coronavirus suponen una auténtica maldición por su pesadísima masa salarial.

El Barcelona gastó 671 millones de euros en salarios deportivos en la temporada 2018-2019, de los que el primer equipo con estrellas como Lionel Messi o Luis Suárez, se llevó la mayor parte.

Esos salarios suponen prácticamente un 68% de los 990 millones de euros de ingresos registrados en la temporada, peligrosamente cerca del límite del 70% que la UEFA recomienda.

Para la actual temporada, el equipo azulgrana había previsto un gasto en personal deportivo de 642 millones de euros, de los que un 53% estaba destinado a pagar a la primera plantilla de fútbol, para unos ingresos récord de 1.047 millones en un presupuesto que se verá trastocado por la actual situación.

«Evidentemente no se conseguirá llegar a los 1.050 millones de ingresos», reconocía recientemente el presidente azulgrana, Josep María Bartomeu.

– Actividad paralizada –

Desde que el pasado 12 de marzo quedó suspendida la Liga, a falta de 11 jornadas para el final, el posterior confinamiento del país y la práctica paralización de la economía, el Barça ha visto como se cortaban ingresos tales como taquilla, visitas al museo, tiendas…

Teniendo en cuenta los partidos que faltan por disputarse, la prensa española calcula que el Barça podría dejar de ingresar algo más de 48 millones de euros sólo por lo que genera su estadio (taquilla, museo).

A ello, se añadirían unos 84 millones de derechos de televisión que faltarían por cobrar si no se reanuda la Liga y las competiciones como la Champions League, a lo que se podrían sumar eventuales revisiones a la baja de contratos por patrocinios.

En esta situación, el club ha buscado remedio en su fuente de gastos principal.

«Hay una disminución muy grande de ingresos e intentamos compensarlo con la rebaja de salarios de deportistas y empleados, incluidos todos los ejecutivos, y otras acciones reduciendo gastos y proyectos que se pueden retrasar (la remodelación del Camp Nou ha quedado en suspenso)», explicó Bartomeu en una entrevista con el diario Mundo Deportivo.

El club anunció rebaja de jornada y sueldos y solicitó a sus futbolistas un drástico corte del 70% de su salario, mientras se mantenga la situación actual, que fue aceptada por Messi y sus compañeros, que hicieron además una aportación adicional del 2% para ayudar a cubrir el sueldo de resto de empleados del club.

– 16 millones de ahorro mensual –

«Desde el primer momento quería que fuera algo acordado y no impuesto aunque lo podía hacer por ley, pero queríamos llegar a un acuerdo», afirmó Bartomeu.

El Barça se ahorrará así 14 millones mensuales por esta rebaja, a lo que hay que unir otros dos millones procedente de la rebaja de sueldos en las otras secciones deportivas del club.

«En total, 16 millones de rebaja al mes. Si el Estado de Alerta dura un mes, será una rebaja del 5,75% del salario anual. Si dura 45 días, será un 8,6% y si dura dos meses, que creemos que no, un 11,5%. Es un acuerdo flexible condicionado al número de días», dijo Bartomeu.

El resto del personal del club ha sido incluido en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que permite rebajar jornadas y, por ende salarios, así como suspender contratos, aunque muchos de estos trabajadores lograrán mantener su sueldo gracias a la aportación de los jugadores del primer equipo.

«Se trata de una situación excepcional y somos los primeros que siempre hemos ayudado al club cuando se nos ha pedido», había afirmado Messi.

A pesar de todo, según Bartomeu, el Barcelona tiene fortaleza suficiente: «Es el club que más ingresa del mundo. Nosotros tenemos escuelas, museo… un parón nos afecta más que a otros pero también iremos más rápidos en ponernos en marcha».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.