El Camposeco amaneció con escarcha

El reducto de los chivos se vio afectado a las bajas temperaturas que impera en Quetzaltenango.

Como es costumbre para estas fechas la ciudad de Quetzaltenango atraviesa bajas temperaturas, haciendo que el césped del estadio Mario Camposeco amanezca con escarcha, eso sí, sin que afecte los entrenamientos del equipo.

El equipo trabajó esta mañana pensando en su siguiente compromiso de la Liga Nacional, cuando enfrenten el sábado al Deportivo Iztapa.

Por ahora el equipo tomó un importante respiro en el campeonato, al haber sacado un valioso empate de 0-0 en la casa de Guastatoya el domingo pasado. El cuadro altense se coloca en la novena posición con siete puntos.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.