Rivales directos

Si no ocurre una hecatombe, Guastatoya ganará la fase de clasificación, algo que puede quedar más cerca si vence a uno de los rivales directos por el título del Apertura 2018.

Se trata de Antigua GFC, que está a ocho puntos del Campeón, pero a solo uno del segundo lugar, por lo que aspira a entrar directo a las semifinales, posibilidad que pasa por hacer un buen partido y obtener un buen resultado en la cancha de un equipo Pecho Amarillo que no ha perdido en los últimos nueve encuentros.

Además de la importancia que el resultado tiene para ambos, este juego también hará más grande la rivalidad que van forjando, luego de haber estado cara a cara en finales y también por la serie extra que sostuvieron recientemente para definir al representante de Guatemala en la Liga de Campeones de Concacaf, por lo que hay mucho para ver en este partido que pondrá broche de oro a la Jornada 16.

Previo a este desafío, Cobán Imperial intentará este viernes recuperarse de la derrota en casa de hace una semana frente a los monarcas, para lo cual tendrán que vencer a Petapa, algo que no debiera ser muy complicado.

En el primer partido sabatino Iztapa intentará recuperar el ritmo victorioso al recibir a Municipal, que sigue jugando a lo que salga, lo que más de alguna vez le ha servido para ganar, pero en otras tantas le ha costado derrotas clamorosas.

Comunicaciones, por su parte, luego del bochorno de la eliminación del Torneo de Copa por su propia filial, tiene que ir por una victoria sin arrugas ante Siquinalá, a cuatro días del Clásico que, en otros tiempos, serviría para confirmar o destituir al técnico, pero en la actualidad no incide mucho en este tipo de decisiones, al menos del lado blanco, en donde las derrotas y el bajo rendimiento parecen no preocupar a los directivos.

Pero el duelo Cordero-Olivera lo dejamos para el miércoles, ahora es más oportuno hablar de la visita de Malacateco a Chiantla, en donde cualquiera puede pensar que los toros pueden ganar, pero el clima templado, la cancha grande y la grama natural atentan contra los toros, que vienen de quedar muy mal ante su afición en el Torneo de Copa, aunque nada raro será que Ronald Gómez salga diciendo que entregaron la serie contra Quiché para centrarse en el torneo de Apertura…

Dejo de último el partido entre Xelajú y Sanarate, en el que los celestes harán debutar otra vez a Héctor Trujillo como entrenador, pero más importante es referirse a lo declarado por Ramiro Cepeda luego de que los altenses sucumbieron de fea forma ante San Pedro en la Copa, ya que argumentó que “a algunos jugadores les pesa jugar en el Mario Camposeco”, algo que en su momento también dijo Hernán Medford como excusa por los malos resultados y para evadir responsabilidades, pero pareciera que nadie se pregunta si a ellos y a otros tantos del medio nacional no les queda grande el tacuche de técnicos. 

Hay que tomar nota que después del domingo quedarán solo seis jornadas, las cuales se disputarán en menos de un mes, ya que el 25 de noviembre se jugará la última fecha de la fase de clasificación, por lo que no habrá mucho tiempo para entrenar ni para corregir errores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.