Ambulancias

La desafortunada lesión de John Méndez puso de nuevo al descubierto la negligencia de las autoridades deportivas al ser tan laxos con los requisitos que se deben cumplir en el futbol federado.

El debate es sobre si había o no ambulancia en el estadio, pero no nos detenemos a ver que la mayoría de las ambulancias públicas no están equipadas adecuadamente para prestar el auxilio necesario, más allá de llevar de un lugar a otro a quien lo necesite. Preocupante fue ver que a Méndez lo sacaron de la cancha en una camilla y su pierna lastimada la llevaba solo con un vendaje y una persona se la iba cargando, dado que ni su equipo, ni los locales, y mucho menos los socorristas, tenían un inmovilizador.

Siempre esperamos que cosas como estas no sucedan, pero las lesiones en el futbol están esperando en la esquina, eso sin contar con que se siguen autorizando partidos en horarios en los que la temperatura ambiente es infernal, lo que puede desembocar más temprano que tarde en que algún jugador, técnico o árbitro sufra una descompensación y nos encontremos con que nadie tiene una solución intravenosa, mucho menos un desfibrilador, cosas que no se resuelven con poner una multa.

También te puede interesar

Foto: Pedro Arriaza

1 comentario
  1. Felipe Dossaco dice

    LOS EFECTOS DE LA CORRUPCION se manifiesta
    EN POBREZA MATERIAL Y DESINTERES DE DIRECTIVOS, CUERPOTECNICO, AUTORIDADES ENCARGADOS,
    HACIENDO VER EL NIVEL DE FUTBOL POBRE, DESNUTRIDO DE TECNICAS, TACTICAS NATE EL MUNDO.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.