Histórico bochorno en el súper clásico entre Brasil y Argentina

La Conmebol se pronunció mediante un comunicado publicado.

BRASIL. Con Messi y Neymar en cancha, este domingo se vivió uno de los episodios más oscuros del fútbol sudamericano.

Lo impensado sucedió. El juego fue interrumpido a los cinco minutos del partido entre Brasil y Argentina en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo.

¿La razón? La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil interrumpió el juego de la eliminatoria mundialista por una supuesta irregularidad en la llegada de cuatro jugadores de la albiceleste que llegaron provenientes de Europa.

Buscaban deportar a Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, por supuestamente incumplir las normas de bioseguridad ante la pandemia.

Los jugadores argentinos entraron en una candente discusión con las autoridades que terminó con retiro de la Albiceleste. En un acto de solidaridad, los brasileños también se retiraron del juego.

“En ningún momento se nos avisó que no podía jugar el partido”, afirmó el técnico de Argentina, Lionel Scaloni y explicó: “El delegado de Conmebol me dijo que nos vayamos al vestuario”.

Finalmente, la Conmebol se pronunció mediante un comunicado publicado por partes en su cuenta oficial de Twitter.

“Por decisión del árbitro del partido, el encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias para la Copa del Mundo queda suspendido”, comunicó.

FOTO: Cortesía / Guatefutbol.com

Comente esta nota y compártala con sus amigos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.