Van dos

Cinco jornadas fueron suficientes para que dos entrenadores fueran destituidos en la Liga Nacional. Cualquiera podrá pensar que esos repentinos cambios y no dar tiempo para que los técnicos trabajen es contraproducente, pero personalmente creo que el error más importante es haber hecho contrataciones precipitadas, sin analizar los antecedentes y dejarse envolver por los cuentos de hadas que les relatan los contratistas.

Gustavo Machaín y Matías Tatangelo no dirigen más en Achuapa y Malacateco, respectivamente. El equipo cebollero, ahora sí, parece dar un salto de calidad al poner al frente de su plantel al mexicano Raúl Arias, aunque no hay que creer que eso soluciona todos los problemas, dado que el recurso humano que tienen es limitado, pero con nuevas ideas y más criterio en la dirección, estoy seguro que pueden escapar de la parte baja de la tabla y no comenzar a sufrir con la sombra del descenso desde muy temprano.

Cuando escribí el original de este artículo los toros aún no decidían quién sería su nuevo técnico, pero más tarde confirmaron al también mexicano Roberto Hernández, con lo que, igual que Achuapa, rompieron el círculo del dañino reciclaje y ahora se puede pensar que Malacateco caminará por otros rumbos y recuperará el nivel competitivo que tuvo en torneos recientes, algo que perdió de la noche a la mañana.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 25 de agosto.

Fotografías: Clubes Malacateco y Achuapa

1 comentario
  1. Felipe Dossaco dice

    Pero mis ROJOS necesitan una buena limpieza. Gallardo, Alas, Britos, makuka, Jerez, altan, y hay otros solo han servido de ESTORBO,

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.