José Carlos fue un muro

Xelajú MC le debe a José Carlos García el empate logrado en la ciudad de Cobán.

El equipo altense fue superado de principio a fin por los Príncipes Azules, que fueron amos y señores en el terreno de juego, pero debieron esperar hasta el minuto 85 para nivelar las acciones, ya que los quetzaltecos ganaban desde el primer tiempo.

La iniciativa ofensiva fue completa de los altaverapacenses, que desde el primer momento fueron al frente y comenzaron a exigir al guardameta visitante, que mostraba sus condiciones con una gran atajada en un potente remate de Víctor Guay a los nueve minutos.

Xela sólo defendía, pero a los 15 pasó por primera vez al ataque y César Morales sirvió un balón al frente del área cobanera, Cristian Albizures dominó con el pecho y remató de media vuelta, aprovechando la pasividad de la defensiva local para vencer a Álvaro García y adelantar a la visita 0-1.

El negocio parecía redondo para los dirigidos por Ronald Gómez, que a partir de ese momento intentaron ponerle cerrojo al partido, pero en realidad no lo consiguieron, porque Cobán siguió llegando con peligro, lo que hizo crecer la figura del guardameta quetzalteco, que cortó con seguridad infinidad de centros, atrapó con firmeza varios disparos y algunos otros los rechazó de manera sobria, manteniendo el cero en su marco por casi todo el partido.

El gol lo buscaron Betancourth, Guerra, Lombardi, Álvarez… pero no encontraron la fórmula para vencer a un guardameta que fue clave en el ascenso de Cobán Imperial, pero que hoy estaba en el otro marco…

En el cierre del primer tiempo García hizo otra atajada importante en un remate de Robin Betancourth, con lo que el 0-1 prevalecía al momento del descanso.

Antes de irse al camerino el árbitro Bryan López le perdonó la expulsión a Edi Danilo Guerra, que tuvo un conato de bronca con el guardameta de Xela, habiéndole propinado una bofetada que quedó impune.

En el segundo tiempo Cobán siguió siendo el único equipo en la cancha, porque toda la idea de Xelajú era defender, defender y seguir defendiendo, con el agregado de que lo hacían mal, porque eran incapaces de marcar y anticipar a los locales para evitar que llegaran a las cercanías de su portería, lo que queda demostrado simple y sencillamente con las horas extras de trabajo que tuvo su guardameta.

El dominio cobanero se acentuó a partir del minuto 52, cuando Xelajú se quedó con uno menos por expulsión de Jonathan García, momento en el que Bryan López volvió a exhibirse al no tener seguridad sobre si el jugador estaba o no amonestado, por lo que tuvo que conversar con el Asistente 1 y el Cuarto Oficial para ponerse de acuerdo y botar de la cancha al jugador quetzalteco.

La superioridad numérica fue aprovechada por Cobán, sobre todo con el ingreso de Roger Bastos, que creaba zozobra por la izquierda, mientras Álvarez y Cabrera hacían lo propio por la derecha, todo lo cual hacía sufrir al conjunto visitante.

García le volvió a quitar el empate a Betancourth al salvar un tiro raso al primer palo al 65 y al 71 hizo una enorme atajada para desviar un zurdazo de Bastos, jugadas que hicieron caer a los altaverapacenses en ansiedad, lo que se tradujo en remates desviados o centros que no encontraron destinatario.

El tiempo se consumía y Cobán no encontraba el empate, pero la persistencia del equipo azul tuvo su recompensa al minuto 85, cuando Yeltsin Delfino Álvarez le peleó y le ganó un balón a Keyner Agustín, para luego cruzar de zurda a José Carlos García y poner el 1-1 que hizo explotar el estadio José Ángel Rossi.

En el tiempo restante hubo tres intervenciones más de García, siendo espectacular y determinante la del minuto 95, cuando salvó un misil de Rafael González, que se había proyectado al ataque y remató adelante del manchón del penal, pero encontró una respuesta milagrosa del portero rival.

Fue un gran partido, por su intensidad y emociones, pero hay que decir que solo hubo un equipo en la cancha, porque la propuesta de Xelajú fue absolutamente defensiva y de no haber tenido la gran actuación de su guardameta, quizá habría salido goleado del estadio José Ángel Rossi.

El partido de vuelta de esta serie de Clasificación a Semifinales se jugará el domingo a las siete de la noche en el estadio Mario Camposeco de Quetzaltenango. El ganador tendrá su boleto para la siguiente etapa del torneo, teniendo Xela la ventaja que también avanzará si terminan 0-0 (por el gol de visita) ó 1-1 (por su mejor posición en la tabla). Si la igualdad fuera 2-2 o superior, el clasificado sería Cobán Imperial por mayor cantidad de goles anotados como visitante.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.