Nápoles golea al Shakhtar (3-0), pero los ucranianos están cerca de octavos

El Nápoles, con una gran segunda parte, goleó al Shakhtar Donetsk (3-0), aunque este triunfo no evita que el líder de la Serie A tenga muy complicada la clasificación para octavos de final, ya que los ucranianos dependen de sí mismos.

Lorenzo Insigne (56), el polaco Piotr Zielinski (81) y el belga Dries Mertens (83) fueron los autores de los tantos del equipo entrenado por Maurizio Sarri.

Pese a necesitar la victoria para mantener las esperanzas de clasificarse para los octavos, el flamante líder de la Serie A decepcionó en la primera mitad y estuvo muy lejos de proponer el juego atractivo que le ha llevado a destacar en Italia.

Cierto que el arquero ucraniano Andriy Pyatov se mostró muy acertado en un par de ocasiones, primero en un mano a mano frente al español José Callejón (2) y después con gran estirada en un lanzamiento de Lorenzo Insigne (28), pero el Nápoles demostró pocos argumentos para tanta necesidad como tenía.

El Shakhtar, además, también contó con una grandísima ocasión para marcar, en un mano a mano del brasileño Taison ante Pepe Reina, pero el delantero envió su remate al lateral de la red (10).

– Insigne abre la lata –

Conscientes de que con ese resultado estaban eliminados, los napolitanos se mostraron más ambiciosos en la segunda parte e Insigne salió al rescate de su equipo con un golazo desde fuera del área, un derechazo que se coló por la escuadra del arco de Pyatov (56).

“Lo dimos todo y el sacrificio acabó siendo recompensado. Creemos en la clasificación, sabemos que no depende de nosotros, pero lo que importa es mantenerse en la carrera y esperar a que el City gane al Shakhtar”, declaró el hombre del que toda Italia habla después de no jugar el partido decisivo contra Suecia que dejó a Italia sin Mundial, pese a tratarse seguramente del hombre más en forma del Calcio.

“Le agradezco a Sarri por su aliento, siempre ha creído en mí. Trataré de pagárselo con goles y asistencias”, admitió refiriéndose a su técnico.

Tras el tanto, el Nápoles siguió atacando y Zielinski remató alto a puerta vacía (68), minutos antes de marcar el segundo, culminando una gran jugada entre el polaco y Mertens (81).

Dos minutos después, el belga sentenció rematando de cabeza un rechace dejado en el área pequeña por Pyatov.

El resultado final es quizás demasiado amplio para los méritos del Nápoles, pero al Shakhtar le queda el consuelo de que sigue dependiendo de sí mismo: si empata en casa en la última jornada ante el City o el Nápoles no gana al Feyenord en Róterdam, los ucranianos acompañarán a los ingleses a octavos de final.

© 2017, AFP

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.