Messi-Dybala, un reencuentro con la Albiceleste en el horizonte

Doblete de Dybala en la victoria 3-0 de la Juventus en abril, otro de Messi en la revancha barcelonista con mismo resultado en septiembre: los delanteros argentinos se citan de nuevo el miércoles en Turín con la Albiceleste y el Mundial 2018 en el horizonte.

Ambos equipos pueden sellar en la quinta jornada el billete para los octavos de final de la ‘Champions’.

– Dos genios indispensables –

En el Barcelona, la salida de Neymar ha hecho aún más dependiente al equipo de su estrella argentina y mejor goleador con 16 goles esta temporada en 18 participaciones contando todas las competiciones.

Con el nuevo técnico Ernesto Valverde, Messi tiene un papel más central respecto al puesto de falso extremo derecho que tenía con el tridente ‘MSN’. Más libre, Messi aparece donde quiere, ayudado por los arrastres de Suárez o Alcácer… y es más difícil de marcar.

El estatus de Dybala en la ‘Juve’ no es, por supuesto, comparable, pero también es la principal baza ofensiva, por encima del también argentino Gonzalo Higuaín, y su equipo hace lo posible para situarlo en las mejores condiciones.

Sin embargo, su estado de forma antes de este encuentro siembra algunas dudas. Tras un gran inicio de temporada (10 goles en siete jornadas en la Serie A), Dybala ha sufrido un bajón espectacular.

El sábado, en la derrota de la ‘Juve’ contra la Sampdoria (3-2), logró marcar tras un mes sin ver puerta y dos meses sin hacerlo en jugada. Su último gol europeo se remonta precisamente al 3-0 infligido al Barça la temporada pasada en los cuartos de final de la ‘Champions’.

– Selección y contrato –

Los partidos en la cumbre como el del miércoles son también para Dybala la ocasión de exponer su talento con vistas al Mundial, donde no tiene asegurada su plaza como titular, teniendo en cuenta la abundancia de talento en el seno del ataque argentino y su perfil comparable a Messi.

En ausencia del barcelonista, jugó una hora en el amistoso que la ‘Albiceleste’ perdió ante Nigeria (4-2) y estuvo bastante gris.

Para Messi, la presencia y el estatus de titular indiscutible en la Copa del Mundo está garantizado. La incógnita persiste, en cambio, en torno a su situación contractual.

Aunque el Barça anunció el verano pasado una renovación hasta 2021, rubricada por su padre y agente, el argentino todavía no ha oficializado el acuerdo y esto crea mucho nerviosismo entre los hinchas azulgranas, tras el traumatismo causado por Neymar.

Valverde, por su parte, se muestra tranquilizador. “”Que no se preocupen (los aficionados), que vean jugar a Messi y verán que él no está preocupado”, dijo el viernes.

– Frente a defensas fragilizadas –

Si se espera una buena actuación de Messi y Dybala el miércoles en el Juventus Stadium, es también porque tendrán enfrente unas defensas fragilizadas.

Con sólo 4 goles encajados en la Liga, el Barça dispone, no obstante, de la mejor defensa en España, pero es una estadística algo engañosa teniendo en cuenta las paradas que ha tenido que hacer el portero Marc-André ter Stegen.

Otro dato a tener en cuenta es la lesión de Javier Mascherano. Además Gerard Piqué estará suspendido para el partido del domingo contra el Valencia en el campeonato nacional, por lo que Valverde podría relanzar en el eje de la defensa al belga Vermaelen, que sólo jugó un partido oficial con el Barça esta temporada, a fin de que tenga cierto rodaje de cara a Mestalla.

Enfrente, la Juventus, que levantó sus recientes éxitos sobre su sólida defensa, encaja ahora muchos goles: 14 en 13 partidos de la liga italiana y cinco en cuatro encuentros de ‘Champions’.

Tras unos días de descanso, Gigi Buffon disputará frente al Barcelona su primer encuentro desde que puso fin a su carrera internacional tras la debacle italiana hace diez días frente a Suecia, cuando quedó fuera del Mundial.

En la ida, Messi había logrado, por fin, marcarle y seguramente no querrá que ello se convierta en una costumbre.

© 2017, AFP

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.