Sanarate aún sueña con la clasificación

Un gol de Oscar Fernández en el primer tiempo fue suficiente para que Sanarate lograra una importante victoria en el Marquesa de la Ensenada.

Fue el primer triunfo de la era de Horacio Cordero, que acumulaba dos derrotas y un empate y hoy logró tres puntos en una cancha difícil por el clima y la altura, pero no tanto por el adversario, ya que Marquense no tiene ahora un nivel competitivo para ser parámetro de nada.

Con pocos minutos de haber comenzado el partido, Sanarate se mostró más sólido y más claro en sus jugadas, logrando al minuto 11 la que sería la única anotación del encuentro. Oscar Fernández e Isaac Acuña elaboraron una jugada en ofensiva en la que Fernández aprovechó un pase de Acuña para definir frente al marco de los leones y anotar el 0-1.

Marquense buscó el empate y llevó peligro en los minutos 22 y 26 de juego, pero en ambas jugadas de peligro los remates se fueron desviados de la portería de Paulo Cesar Motta.

Con la ventaja a su favor, Sanarate se mostró más tranquilo a la hora de hacer los pases y esperando al rival, mientras que los leones manifestaban su desesperación y ansiedad por conseguir la paridad en el partido.

Al 37 de juego Hessler Archila remató directo a la portería de Marquense, pero el portero local atrapó sin peligro en dos tiempos.

Ya sobre el final de la primera parte, Sanarate se salvó del gol del empate, ya que un cabezazo de Omar López se estrelló en el poste.

Para la parte complementaria Marquense entró con otra actitud y desde la primera jugada comenzaron a buscar la igualdad, pero sin la contundencia necesaria para inquietar a Motta.

Al 58 de juego el técnico Gabriel Castillo hizo ingresar a Wilber Pérez, sumando otro hombre en la delantera de los locales. Un minuto después el experimentado atacante contó con una ocasión de gol, pero su remate se fue desviado de la portería visitante.

Minutos después la  misma desesperación de los locales ocasionó que tuvieran un error en salida, pero Isaac Acuña no pudo aprovechar el regalo que le hizo la defensiva occidental.

Con el 0-1 a favor de los Celestes, el equipo oriental pareció conformarse con el resultado, ya que no generó más ocasiones claras de gol. Marquense, por su parte, luchó por buscar esa anotación, pero el buen orden que tuvo la Máquina Celeste evitó que generaran jugadas de peligro.

A cinco minutos del final, Wilber Pérez pudo vestirse de héroe para el equipo local, pero el delantero no pudo aprovechar una jugada de asociación y terminó convertido en villano. En otra llegada de los felinos, al 88, la defensiva de Sanarate sacó la pelota de la línea de gol, ahogando el grito y la euforia de los aficionados de Marquense.

Al final, Sanarate se quedó con una importante victoria que le permite mantener vivas sus esperanzas de clasificación, mientras Marquense volvió a caer al último lugar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.