Perú recoge la espada de Guerrero y reagrupa sus tropas para la batalla final

El capitán ha caído. Una prueba antidopaje dejó a Perú sin Paolo Guerrero. Sin tiempo para llorar, los dirigidos por Ricardo Gareca se rearman y abordan el navío a Nueva Zelanda para vengar a su líder en la batalla final por un cupo a Rusia-2018.

Perú amaneció el sábado en medio de los escombros que dejó la noticia. La FIFA informó en la víspera que el examen antidopaje al que fue sometido Guerrero después del duelo con Argentina arrojó un “resultado analítico adverso”. Se aplican 30 días de suspensión que dejan al artillero fuera de la repesca con los “kiwis”.

Mientras tanto, se abre una investigación para dar un veredicto. La situación del atacante de 33 años pinta complicada. Desde Brasil, donde Guerrero juega profesionalmente, se informó que la sustancia hallada está en el rubro S6 estimulante, donde están los antigripales pero también las drogas sociales.

Según informó el diario O Globo de Brasil, sin citar fuentes, la sustancia hallada es benzoilecgonina, un metabolito relacionado a la cocaína.

“Esa sustancia sólo se produce cuando la cocaína se metaboliza dentro del cuerpo”, explicó el médico especialista peruano Elmer Huerta, a radio RPP. Aunque aclaró que “un solo mate de coca da positivo con benzoilecgonina, también una frotación experimental para los músculos puede ser una fuente”.

– “Un hombre ejemplar” –

El médico de la selección peruana, Julio Segura, admitió que Guerrero estuvo con una fuerte gripe y se le suministro “antibióticos y antiinflamatorios, pero dentro de lo permitido por el control antidopaje”.

En redes sociales se especuló con una posible irregularidad en la toma de muestras a Guerrero, y el hecho de que no fuera acompañado a la prueba por el médico titular. “No creo que hayan dejando los frascos abiertos, sería muy raro. Además, el que hizo el examen fue el médico de la Comisión Médica de la Conmebol”, agregó Segura.

Los especialistas peruanos aclaran que un “resultado adverso” es sólo una prueba de laboratorio que identifica la sospecha de una sustancia prohibida. Si esta se confirma, allí recién se habla de dopaje.

Todo se sabrá en 30 días, y la sanción puede ir desde una amonestación hasta cuatro años de suspensión, lo que mataría los sueños de Guerrero de ir al Mundial, en caso de que Perú clasifique.

Pero Perú se cierra como un solo puño. “Paolo, estamos contigo”, “Fuerza, Paolo”, “¡Somos Guerreros!”, rezaban las portadas de los diarios, mientras mensajes de apoyo al goleador inundaban las redes sociales.

La primera que ha pedido calma es la madre del goleador, Petronila Gonzales. “Es un hombre ejemplar para los niños porque yo lo he formado así (…) Tengan confianza en nosotros, esto sale en 30 días y verán. Paolo está tranquilo”, aseguró.

Su club, el Flamengo de Brasil, y sus compañeros, destacaron su buena conducta. “Estamos con él hasta la muerte”, dijo Miguel Trauco, seleccionado peruano que también milita en el “Mengao”.

Sin Guerrero, Perú enfrentará el 11 y el 15 de noviembre a Nueva Zelanda, por un cupo a Rusia-2018 y tratará de volver a un Mundial después de 36 años de ausencias. Este domingo por la noche viajan a Wellington. ¿Podrán sin él?

– Sin “Paolodependencia” –

A diferencia de lo que ocurre con la selección argentina, dependiente de Lionel Messi, Perú se enorgullece de ser un colectivo que ha sido formado desde abajo.

Su DT, el argentino Ricardo Gareca, escarbó en las humildes canteras del fútbol peruano y armó un equipo al que se sumaron jugadores destacados que militaban en el extranjero, igualmente sencillos. El equipo ha puesto a Perú en su mejor nivel de las últimas tres décadas.

“No creo que se resienta tanto el equipo. No tenemos por qué alarmarnos. Dependemos de nosotros mismos hasta el último partido. Jefferson Farfán (Lokomotiv, Rusia) podría reemplazarlo, es un jugador con experiencia, no tenemos con qué preocuparnos”, dijo el exmundialista peruano José Velásquez.

Otro que podría salir al ataque es Raúl Ruidíaz, delantero del Monarcas Morelia mexicano. También se habló del posible retorno de Claudio Pizarro (Colonia, Alemania), de 39 años, exitoso en Europa pero resistido por su baja efectividad como seleccionado.

Es cierto que Guerrero puso el 1-1 ante Colombia en la última fecha y puso al Perú en la repesca. Pero en el histórico 2-1 frente a Ecuador en Quito los goles fueron de Edison Flores y Paolo Hurtado. Antes, en el 2-1 ante Bolivia en Lima, las anotaciones llegaron con Flores y con Christian Cueva.

“Así no esté Paolo que ellos hagan lo que tienen que hacer. Les mando una bendición y que jueguen como saben jugar. Tranquilidad a la hinchada peruana. Dios es justo y él nos va a mandar al Mundial”, dice la madre de Guerrero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.