En espera de la luz verde

Para que nos demos cuenta que no es un juego, FIFA cesó en sus funciones a la Comisión Normalizadora y decidió esperar a que la CDAG avale el Estatuto de la Federación de Futbol, momento en el cual enviará una misión en conjunto con la Concacaf para organizar la elección del nuevo Comité Ejecutivo bajo las normas que tienen el respaldo internacional.

A lo largo de los años he repetido hasta el cansancio que FIFA es un club privado, y el que quiere pertenecer a dicho club debe cumplir sus reglas, concepto que ha quedado más que claro con lo que ha sucedido en el último año y medio, a pesar de la resistencia de algunos sectores que quieren dejar todo como está para hacer un agosto permanente con las arcas federativas.

A la CDAG no le queda más que aprobar el Estatuto, del cual no puede cambiar ni una coma, ya que hacerle modificaciones o rechazarlo sería el detonante para la expulsión de Guatemala del seno de la FIFA, por lo que no debiera demorar más para dar luz verde y que paulatinamente nuestro país pueda normalizar su relación con la entidad que gobierna el futbol mundial, lo que también abrirá la puerta para volver a la participación internacional.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 23 de agosto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.