Tirándose la chibolita

El domingo se venció el plazo para que el Estatuto de la Federación de Futbol estuviera vigente, pero Guatemala volvió a fallar y quedó expuesta a la expulsión de FIFA.

La semana pasada todos se estuvieron tirando la chibolita: la Comisión Normalizadora, las ligas, los clubes, los jugadores y los asambleístas, incluyendo a los 34 títeres, presionando a la CDAG para que le diera el visto bueno al Estatuto, y ésta defendiendo su posición de necesitar tiempo para evaluar a profundidad la nueva reglamentación, aún sabiendo que aunque lo miren al derecho o al revés, no tienen la potestad de cambiarle ni una coma.

Entiendo que la CDAG actúa con todo el formalismo del caso para que no se le acuse de incumplir su función, lo cual es razonable, pero esto abre de nuevo el debate sobre qué podría pasar en el futuro si algún iluminado quiere meter sus manos en el futbol, lo que me lleva de nuevo a la conclusión de que éste es el momento para que la Federación se desligue de la CDAG y solicite su adhesión a FIFA, aunque esto le represente no recibir apoyo económico del Estado y tenga que renegociar con la CDAG el uso del terreno donde está asentado el Proyecto Gol.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 16 de agosto.

Nota del autor: Posterior a la publicación original de este artículo se conoció que FIFA desvinculó a la Federación de Futbol debido a que la CDAG no ha aprobado el Estatuto. La chibolita quedó en el campo de la Confederación, la cual no tiene ninguna prisa para tomar su decisión, por lo que habrá que armarse de paciencia para esperar el dictamen que emitan y, dependiendo del mismo, saber si hay posibilidades de que en un futuro cercano podamos recuperar la participación internacional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.