El primer estatuto

En 1990 se separaron las dos principales ligas de nuestro país: La Liga Mayor A se convirtió en la Liga Nacional y la Mayor B en la Primera División.


Los fundadores de la Liga Nacional dejaron plasmada en su primer estatuto la prohibición de contratar a jugadores extranjeros que vinieran por primera vez a Guatemala y superaran los 30 años. La intención era evitar que se diera cobijo a futbolistas en edad de retiro y con poco que aportar a nuestro futbol.

No obstante que la decisión era acertada, pocos años después se liberó la edad y comenzó el desfile de veteranos, siendo muy pocos los que marcaron diferencia.

También te puede interesar

Para la Temporada que está por iniciar se ha anunciado con bombos y platillos la contratación de varios jugadores que superan los 35 años, por lo que no debemos extrañarnos si los vemos dosificándose para no terminar con la lengua de fuera, a pesar que aquí se juega en cámara lenta, sin contar con que lo más seguro es que se vayan con más pena que gloria y dejándole poco o nada a los equipos que los contratan.

Mientras tanto, nuestros patojos tendrán que conformarse con arañar algunos de los 500 minutos, si es que no deciden eliminar también esta norma.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el jueves 15 de junio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.