Hoja de ruta

Inicia un año en el que Guatemala no participará en la Copa Centroamericana ni en la Copa de Oro, aunque es probable que en algunos meses la FIFA levante la suspensión a la Fedefut y eso haga posible la realización de algún partido amistoso.

Eso no implica que crucemos los brazos y no hagamos nada durante el tiempo de inactividad, siendo importante que aprovechemos el tiempo para reflexionar sobre las causas del estancamiento de nuestro futbol, que pierde cada vez más su nivel competitivo.

Debe ser tarea de la Comisión Normalizadora y los Comités Ejecutivos de las ligas hacer un análisis de la situación y elaborar una hoja de ruta para los próximos años, determinando con el apoyo de expertos si son beneficiosos los sistemas de competencia, el número de jugadores no nacidos en Guatemala y los límites de edad, además de pensar en un proyecto de masificación y un programa intensivo de capacitación de entrenadores, sin olvidar las mejoras en infraestructura, todo lo cual podría detener nuestra caída al precipicio y permitirnos comenzar a escalar en un mediano plazo.

Este no es tiempo para lamentar nuestra suspensión, sino para cambiar las cosas y resurgir.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de NUESTRO DIARIO el miércoles 4 de enero.
 

Carlos Muralles

Médico y periodista deportivo

Más en esta categoría: « El momento De regreso »
{novideo}

Guatefutbol.com, El Portal del Fútbol Chapín. Derechos Reservados © 2016

Guatemala, Centro América.