Tiempo para reflexionar

Terminada la fase de clasificación del Clausura 2017 es bueno hacer algunas reflexiones, partiendo del pobre nivel técnico que se vio a lo largo del torneo, el cual fue muy parejo y peleado hasta el último minuto, pero no porque hubieran muchos equipos buenos, sino porque la mayoría fue más que irregular.

El caso extremo es el de Xelajú MC, que llegó undécimo a la jornada 22 y terminó sexto, eso sin contar que entre el cuarto y el penúltimo solo hubo tres puntos de diferencia.

Todos tuvieron altibajos, pero creo no equivocarme al afirmar que los que intentaron jugar bien fueron Petapa, dignísimo segundo lugar, Guastatoya y Suchitepéquez, mientras los “grandes” volvieron a desentonar, porque ciertamente Municipal ganó la fase, pero con un futbol pichicato, mientras Comunicaciones mejoró el desastre defensivo que tenía Sopegno, pero siguió jugando con solo un delantero nato, lo que explica su carencia de gol.

Ya en plena fase final, confío en que ganará el menos malo y no necesitará ningún tipo de ayuda para coronarse, mientras a la dirigencia le queda de nuevo la misión de encontrar un formato que sea más competitivo y que deje de premiar la mediocridad.

Este artículo también fue publicado en la sección de Deportes de Nuestro Diario el miércoles 10 de mayo.

Carlos Muralles

Médico y periodista deportivo